Viajando para Bahía Blanca

Volví a armar mi bolso para viajar a uno de las más importantes localidades de la Provincia de Buenos Aires. A solo 636 km. desde la Ciudad de Buenos Aires, partí en mi auto y luego de viajar unas 6 horas en auto y de hacer combinaciones de rutas, llegué a Bahía Blanca. Está situada al sur, a 10 km. del Mar Argentino y posee el destacado puerto Ingeniero White.

Es una ciudad antigua, con una infraestructura clásica y una gran variedad de parques y plazas. También, es un importante centro comercial y cultural, destacado por el gran número de exportaciones e importaciones. Además, es el mayor centro petroquímico del país. Tiene actualmente 300.000 habitantes aprox. y un movimiento turístico elevado.

Llegué un día de mucho frío del mes de Agosto y directamente me fui a la oficina de turismo, donde amablemente me dieron algunas direcciones para conseguir alojamiento. Me hospedé en un hostel del centro donde había mucha gente de otras provincias de vacaciones, las cuales con el paso de los días se fueron convirtiendo en compañeros de mi estadía en Bahía Blanca.

A la noche salimos en grupo y luego de cenar en Taberna Baska unos excelentes maríscos y pescados, fuimos a Complejo El Reino, un boliche del centro de la ciudad. La pasamos muy bien.

Durantes los siguientes días, fuí conociendo y visitando los alrededores de la ciudad. Pasee por la Avenida Alem, donde está el Teatro Municipal y llega al Parque Mayo, que es el más grande de la ciudad.

Bahía Blanca es una muy ciudad pintoresca, albergue del crecimiento y desarrollo cultural. Amantes del deporte, sobre todo el basquet y fútbol, los bahienses tienen mucho para enorgullecerse.

Panorama de la ciudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *