Verano 2013 en Pinamar

pinamar en verano 2013

Hay experiencias que valen la pena ser vividas y nunca más repetidas. Con Pinamar eso no pasa. Basta con ir una vez a este balneario de la costa atlántica bonaerense para querer repetir la experiencia años tras año tras año. Hay algo en las playas de Pinamar que nos encanta. Y eso que la arena es normal. Y el mar a veces es frío. No importa, las ganas de estar en enero en Pinamar son más fuertes, porque durante las vacaciones de verano en Pinamar la ciudad se convierte en un hervidero en el que se cuecen los programas más divertidos en un clima ideal para pasarla de manera increíble.

Podemos ir a Pinamar en plan de descanso y fiesta, en soledad, en pareja, con amigos o con toda la familia. Porque este balneario que durante el año no tiene muchos habitantes, en verano se transforma en un mundo de gente que pulular por todos lados en pos de pasarla bien.

Para ir en enero a Pinamar hay que preparar todo con anterioridad: hay que ir un tiempo antes y buscar un departamento cómodo o una casa, según los presupuestos con los que uno cuenta. Hay cosas caras, por supuesto, porque es un lugar muy top de la provincia de Buenos Aires.  Pero también hay espacios accesibles.

Luego, juntar las ganas y planear la manera para estar bien. Para ello también está bueno reservar una carpa en alguno de las decenas de balnearios que se extienden por su cordón playero. De esta forma, ya asegurado un spot en la arena, podemos tomar sol y bañarnos durante el día.

A la noche, está bueno descansar un poco y prepararse para salir. Se puede comer en alguno de los cientos de restaurantes que verano tras verano abren en las calles principales como Bunge y Libertador (centro neurálgico). Después, están los boliches bailables que abren hasta tarde y nos garantizan diversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *