Verano en Carlos Paz

Viajamos con un grupo de amigos desde Jesús María a esta conocida ciudad de Córdoba para conocer, principalmente, su noche. Villa Carlos Paz es una de las localidades con mayor turismo en el país. En el verano, realmente, la ciudad “explota”. Será por su clima y por sus paisajes que es una de las reconocidas ciudades del país que presentan un crecimiento poblacional durante los primeros meses del año. Se estima que recibe 800.000 turistas.

Vista panorámica de Carlos Paz

Llegamos a las 20 hs. de un sábado y fuimos directamente a comer una pizza sobre la avenida principal. Habíamos comprado entradas de un humorista reconocido a nivel nacional, el Flaco Pailos, para verlo en el teatro Astros. Finalizamos nuestra pizza y fuimos a verlo. El espectáculo fue muy bueno, altamente recomendable.
Esa noche, fuimos a Molino Rojo, un conocido boliche. La ciudad tiene una enorme diversidad de lugares de entretenimiento, tales como bares, discotecas y pubs.
Salimos del boliche y fuimos a dormir a los autos, ya que no pensábamos volver a Jesús María.
Al otro día, nos levantamos y fuimos para el dique San Roque a tomar unos mates. El día estaba lindo , despejado y con un poco de viento.
Cuando se comenzó a llenar de gente el dique, volvimos a los autos. Dimos unas cuantas vueltas por el centro, que tiene unas 20 cuadras de extensión, desde el Cucú hasta centro nuevo. Así, volvimos a agarrar la ruta y retornamos a Jesús María.
Carlos Paz es una ciudad muy linda, y en verano realmente estalla de gente. Muy recomendable para tomarse unos días en esta localidad.

Visita a la costa, visita a MDQ

Elegí Mar del Plata como destino cuando decidí viajar a la costa balnearia de Argentina. Año tras año, el verano colma la cuidad con miles de personas provenientes de varios puntos del país. Tal vez por tradición, pero claramente presenta diversos centros de atención que despiertan intereses en la cantidad de personas que disfrutan su verano allí, convirtiéndose en una símil Buenos Aires durante los meses de enero y febrero.

La pesca y el turismo son sus principales actividades económicas, y al ser una ciudad tan especial al contar con muchas festividades a lo largo del año como el Festival Internacional de Cine, el Festival Gastronómico y la Fiesta nacional del mar, entre otros, todo el año la capacidad hotelera está colmada.

Los caminos para llegar siguen siendo defectuosos, sin embargo los controles han alivianado bastante a comparación con años anteriores. Para ir desde Capital Federal, la ruta 2 es la indicada. Lo importante es tener en cuenta que a cualquier hora puede estar colmada (intentar salir lo más temprano posible).

Con respecto a la gastronomía, Mar del Plata presenta una gran cantidad de lugares con una especialidad única. Chichilo, en las cercanías del puerto, es el indicado para comer grandes porciones de pescados y mariscos. Manolo, sobre la avenida, es otra de las genialidades de la ciudad.

El Casino de Mar del Plata es una de las atracciones más fuertes. Ubicada sobre la Avenida Colón, al lado de la playa Bristol, es el eje de muchos aficionados al juego. No tuve suerte al jugar, pero espero que ustedes si la tengan.

Los puertos tienen una gran relevancia para la economía de la ciudad. Desde allí, pudimos ver como se transporta pescado, cereales y petróleo.

La actividad nocturna es muy grande. Existe una enorme diversidad de boliches, bares, pubs. Para llegar al centro, las calles se hicieron peatonales durante el verano. Las zonas más transitadas son Playa grande, Avenida Constitución y el Centro de la ciudad. Altamente recomendables.

Verano en San Martín de los Andes

San Martín de los Andes es conocido como el jardín de la provincia de Neuquén. A orillas del lago Lácar, está enmarcado por una serie de montañas que le dan un aspecto de villa alpina inigualable.

Planear unas vacaciones de verano en San Martín de los Andes es simple: sólo hace falta llegar hasta allá. Una vez instalado en algunos de los muchos hoteles que se reparten a lo largo y ancho de su égido urbano (e incluso más allá), a uno le queda sólo el placer de disfrutar. Disfrutar de aires de montaña, limpio, oxigenado.

El pueblo se puede recorrer a pie, caminando por sus lindas calles. Desde la plaza principal uno tiene que decidir para qué lugar ir, especialmente si uno va hasta el lago y camina a lo largo de su costa. Es obvio que no podrá resistirse a sacarse una foto en el hermoso muelle que armoniosamente  ingresa en las aguas heladas y transparentes del Lácar. Que el frío del agua, sin embargo, no los amedrente: si la temperatura es cálida, nada mejor que remojar los pies y descansar en la playa.

Si uno desea ir un poco más lejos, alejarse de la ciudad, puede embarcarse desde el muelle hasta Quila Quina, una localidad cercana a la que se llega tanto por tierra (saliendo de la ruta que bordea el lago y que luego, ya en Quila Quina, zigzaguea con fruición) como por agua, en un paseo que maravilloso.

Por la zona también hay campings muy completos que cada año, como se espera que ocurra en las vacaciones de verano 2013 se llenan de mochileros que van recorriendo la Patagonia con sus carpas y mochilas, muchas veces haciendo dedo o animándose a recorridos más exigentes en bicicleta.

Las costas de Puerto Madryn

La ciudad de Puerto Madryn posee hermosas playas pero son de aguas frías, por lo que hay un alto desarrollo de las disciplinas náuticas como el buceo. Si ya ha buceado antes, Puerto Madryn es el próximo lugar que debe visitar. Si aún no ha experimentado este deporte, allí podrá realizar a un precio barato inmersiones de bautismo para comenzar a disfrutar del mundo marino y verlo con sus propios ojos sumergido bajo el agua. La ciudad se encuentra a orillas de las azules aguas del Golfo Nuevo, ideal para la práctica de buceo.

Además, las temperaturas máximas en verano alcanzan los 35º C, haciendo posible deportes como kayak, windsurf, katesurf y sandboard. Puerto Madryn posee siete balnearios acondicionados con toda la infraestructura necesaria para ello. En invierno y primavera cuando es la temporada de ballenas, estos balnearios se convierten en excepcionales miradores naturales.

Las playas de Puerto Madryn se pueden visitar en toda época del año y brindan muchas otras opciones aparte de las prácticas deportivas. Los más osados se animan a bañarse en el mar y tomar sol, mientras otros se limitan con la contemplación de la fauna, la flora y los majestuosos paisajes marítimos desde el confort de los restaurantes y confiterías de los balnearios. Tampoco es necesario realizar una de las prácticas anteriormente mencionadas para realizar actividad física, también hay aquellos que prefieren trotar en la playa o simplemente caminar por la arena disfrutando del viento patagónico.

Puerto Madryn es una buena opción: una hermosa ciudad portuaria con balnearios que le permiten admirar una fauna única y practicar buceo, además de otras entretenidas actividades.