Recorriendo Loreto

La ciudad de Loreto se encuentra a 7 kilómetros de San Ignacio, en el Departamento Candelaria. Es una belleza de paisaje y muy elegida por los turistas argentinos para disfrutar de unos días de descanso, para conocer sus costumbres y culturas en los espacios que este ofrece, para divertirse y aprovechar todas las actividades y atractivos, para relajarse en unos días de descanso. Pequeña y tranquila localidad misionera, atesora la Reducción Jesuítica Nuestra Señora de Loreto bajo el cobijo que la vegetación misionera le brinda a estas ruinas.

Desde 1686, se construyó con una plaza, el núcleo principal conformado por el templo, el colegio y el cementerio, las viviendas indígenas, y otras edificaciones menores. Los materiales utilizados fueron adobe, tapia, paja, arenisca, piedra y madera. Es más, en el día de hoy se pueden observar que exsiten restos del templo: el imponente basamento del campanario; una columnata de mampostería de arenisca; la fachada caída por completo sobre el atrio y, además, El Cotyguazú se conserva en su totalidad.

Su planimetría se asimila a las reducciones de Santa María La Mayor, pero se diferencia notablemente de las cercanas Santa Ana, Corpus y San Ignacio. Uno lugar ideal, sin dudas, para aquellos que buscan y recorren aquellos lugares en donde hubo mucha historia pasada y poder encontrar restos antiguos que lo evidencien de esos tiempos lejanos. Es por esa razón, que Loreto fue modificándose para los turistas y construyó museos,  mini bar, sanitarios; depósito para material arqueológico y mucho más en una ciudad que conserva su verdadera tradición.