Belén, Catamarca

El norte de nuestro país nos ofrece otr lugar encantador para que las familias descansen, se relajen, se diviertan y pasen unas enormes vacaciones en Belén. Erigida en un pintoresco paisaje serrano, en el centro de la provincia de Catamarca y a la vera del río que repite su nombre, esta localidad seduce al turismo desde su territorio, cubierto en gran parte por cordones montañosos, y conformado por profundas y magníficas quebradas. Una opción más y única que hará que los turistas vuelvan una y otra vez.

Es importante este lugar por su grandes e importantes producciones de nuez, uva y anís, mientras, por otro lado, su fauna se constituye preponderantemente por vicuñas y llamas. No obstante, si es necesario destacar un atractivo, debe reconocerse la importancia de las artesanías ubicadas en las distintas plazas. Durante las noches de verano cientos de turistas escogen grandes accesorios para llevar de regalo. Para aquellos que deseen degustar, están las bodegas de vinos regionales que invitan a deleitarse con sus sabores y, la explotación minera de Farallón Negro, desde donde se extrae oro y plata como minerales de mayor importancia; sin dejar de ser significativa, dentro de la producción general, la elaboración artesanal de dulces bajo la conservación de antiquísimas recetas. Una diversidad de producciones para degustar y encantarse de estos excelentes sabores. Los turistas pueden probar y llevarse lo que quieran.

Por último, distintos atractivos para visitar como museos, antiguas iglesias, yacimientos arqueológicos, festividades folklóricas, las Ruinas de El Shincal y mucho más en el pueblo catamarqueño.

Se ubica al sudoeste del departamento entre los km 4089 y 4092 de la Ruta Nacional 40
Se ubica al sudoeste del departamento entre los km 4089 y 4092 de la Ruta Nacional 40

 

Un paisaje espectacular en Catamarca: Paclín

Nos encontramos en la provincia de Catamarca, un lugar increíble y único para descansar y disfrutar de un paisaje pintoresco, agreste, bien cuidado y seguro, con sus distintos colores de árboles combinados al cielo azul y sus grandes espacios verdes. En este lugar, un sueño se alza a la vista, marcada con una infraestructura tipo colonial se marca la localidad de Paclín. Aquí predominan las montañas redondeadas, los valles y quebradas de verdes intensos, y las cimas sembradas de tonalidades variadas. Es un lugar “tramposo” que atrae a los turistas debido a su enorme belleza y como consecuencia enamora a los turistas y los convence a volver una y otra vez.

Se encuentra como cabecera departamental oficia la ciudad de La Merced que está en el núcleo mismo del territorio, una villa de veraneo acondicionada con todos los servicios y comodidades. Un espacio de primera calidad donde miles de visitantes aprovechan para descansar en familia ya que Paclín concentra dentro de sus límites algunas de las villas turísticas más importantes de Catamarca, como Balcozna, La Viña y otras más. En él, un pueblo ricas tradición, panoramas deslumbrantes, serenidad, aire puro y mucha naturaleza intacta, donde uno de sus principales atractivos logra ser Los Túneles de la Merced, las Ruinas Jesuitas de Amadores, las cascadas de Balcozna y El Rosario, el Dique Sumampa  y la  Cuesta de El Totoral. Además, existen otras poblaciones importantes como La Bajada, Palo Labrado, Monte Potrero y San Antonio.

En cuanto al turismo, Paclín ofrece distintos servicios, deportes y puntos gastronómicos, entre ellos podemos destacar: el trekking, las cabalgatas, las travesías 4×4, los deportes náuticos, el campamentismo y el disfrute de jornadas veraniegas en familia o con amigos.

 

En verano se vuelve encantador caminar por aquellos senderos.
En verano se vuelve encantador caminar por aquellos senderos.

 

Campo de Piedra Pómez, un mar de silencio en Catamarca

La Puna catamarqueña es un Museo de vulcanismo a cielo abierto. Una de sus principales atracciones es El Campo de Piedra Pómez, un maravilloso y a la vez extraño y deslumbrante paisaje tallado en la roca que da origen a su nombre: La Pómez. Se formó a raíz de una erupción del cercano Colcán Blanco y tiene unos 25 km de extensión.

Una verdadera opción de turismo y aventura increíble a  más de 3000 metros de altura  donde se descubre una región desconocida y muy bella. Formaciones geológicas extrañas,esculturas milenarias, enormes lagunas con flamencos, diversos volcanes y vicuñas por los caminos ideales para aquellas personas interesadas en descubrir un mundo distinto al conocido.

Este extraño paisaje de laberintos blancos y dunas trepadoras está ubicado a pocos kilómetros al Oeste, por una huella que transitaremos, donde el camino continúa a través de unos arenales que podrían describirse como el sueño del explorador, de aventureros del Overlanding y de la tracción en las cuatro ruedas.

Dentro de las principales excursiones podemos encontrar “El circuito Carachi Pampa”, “El circuito Antofalla” o “El circuito Volcán Galán” donde se destacan las inmejorables vistas panorámicas del salar y los volcanes que lo rodean como también importantes dunas de arena blanca y ríos de aguas termales. En el cual, el clima del lugar es muy seco, y las  temperaturas varían en más de 20 grados (por ejemplo, en invierno con -5 grados de noche y una máxima de 20 de día). Lo imponente es el volcán en la primera excursión mencionada que se encuentra pintado íntegramente de negro por el derrame de sus coladas basálticas en tiempos geológicos remotos.

Vale la pena llegar, impacta la extensión y la altura de las piedras volcánicas.

En esta región el silencio es rey absoluto
En esta región el silencio es rey absoluto

 

 

En el interior de Catamarca: Antofagasta de la Sierra

Los sorprendentes paisajes que ofrece la provincia de Catamarca son variados, dentro de cualquier localidad. La provincia recibe miles de turistas durante todo el año, quienes pasean por las diferentes regiones conociendo su cultura, sus montañas, su flora y su fauna.

A 3400 mts. de altura, se encuentra uno de las localidades más turísticas de Catamarca: Antofagasta de la Sierra. Con un territorio amplio y una escasa cantidad de habitantes, la localidad presenta una serie de montañas, volcanes y desiertos imperdibles.
Es uno de los atractivos turísticos más sorprendentes, ya que presenta lugares que impactan al viajero, llevandoló a sitios desconocidos que ofrecen un panorama completamente distinto a cualquier otra localidad.
Generalmente, los turistas que experimentan su tiempo aquí son personas que disfrutan del turismo aventura, ya que practican andinismo y supervivencia por los paredones de piedra hasta 100 mts. de altura.
Las principales excursiones para hacer son la Puna Catamarqueña, el Cerro Torreón y el Salar del Hombre Muerto, además de todos los volcanes que se extienden por la región. Realmente, está lleno de sitios de gran interés arqueológico.

Disfrutar de esta localidad es algo impresionante. El lugar invita a relajarse y disfrutar, experimentando una sensación completamente diferente y sintiendo la necesidad de cambiar de ritmo, un ritmo que no se asemeja para nada al de la ciudad.

images (1)

En el interior de Catamarca: Cumbres de Ambato II

Seguimos deslumbrandonos con este maravilloso circuito de la provincia catamarqueña, el cual convoca a miles de viajeros durante todo el año. Según el recorrido tradicional, luego de pasar Las Juntas el próximo destino sería Los Varela, ubicado sobre el kilómetro 28. Es uno de los sitios más históricos de la región, donde existen vestigios de culturas precolombinas, como los morteros comuniarios de Los Varela y diferentes terrazas de cultivo, las ruinas aborígenes en la finca La Rinconada y el gliptodonte declarado Patrimonio Cultural.

En esta parte del recorrido, en Los Varela, se organiza anualmente la celebración de la Fiesta Nacional del Maíz, un evento de alta gama.
Otro de los extraordinarios lugares es Fray Mamerto Esquiú, una de las zonas más atractivas de Catamarca. Ubicado a 13 kilómetros de San Fernando del Valle, es el departamento más chico de los 16 que componen la provincia y es parte del Circuito Religioso de Catamarca. Lo demuestran sus campanas e iglesias tradicionales de los siglos XVIII y XIX, las cuales fueron declaradas Monumentos Históricos Nacionales en 1914. Entre sus principales edificios y monumentos, la iglesia San José es, sin dudas, la más interesante e histórica.
Uno de los últimos destinos de este circuito es La Puerta, el cual se encuentra a 870 mts. de altura y al pie de las Sierras de Ambato. Esta localidad fue fundada por Nuño Rodriguez sobre la planicie formado por el cerro Fariñango y el Gracian. También, se puede conocer la Gruta de Nuestra Señora de Lourdes, un recorrido de tiendas donde se pueden adquirir artesanías y comidas regionales.

Es uno de los recorridos más importantes y más atractivos de Sudamérica. Animate a viajar y a recorrerlo…

images

Recorriendo Catamarca: Termas de Fiambalá

Ya nombramos una gran cantidad de espacios de aguas termales en varias provincias del país. Falta una, tal vez la más reconocida. Las termas de Fiambalá es un lugar alucinante.
Es otro de los lugares más turísticos de la provincia. A lo largo del año, mucho turismo recae aquí. De distintas edades, muchos sostienen que las aguas termales de Fiambalá tienen poderes curativos. Mito o realidad, pero se sostiene.
Ubicadas en la localidad de Fiambalá, al oeste de la provincia catamarqueña, limita con la Cordillera de los Andes. En realidad, se encuentran a 14 km. de dicha localidad, dentro del departamento Tinogasta.
El lugar está cubierto de 14 piletones de aguas termales de diferentes temperaturas. Además, cuenta con una gran diversidad de servicios de alojamiento (es recomendable el alquilar de una cabaña y pasar un fin de semana allí).
Es uno de los lugares turísticos más interesantes. Sus alrededores, sus paisajes cordilleranos y la atención que te brindan los posiciona por encima de otras localidad de la provincia.
Ingresar a Fiambalá es simple. Se accede desde la RN 60 y, luego, a las termas por un sendero de ripio hacia el este de la localidad.
Un lugar magnífico para conocer y disfrutar.

800px-Termas_de_Fiambalá

Recorriendo Catamarca: El Rodeo

Recorriendo una provincia tan sensacional como Catamarca, podemos asombrarnos por sus mejores cualidades. El folclore especial de los catamarqueños se nota en cada pueblo, por eso es necesario conocer sus espacios.

Rodeo es otra de las localidades más atractivas en la provincia. Montaña, altura y naturaleza. Todo esta villa turística está ubicada en el Departamento Ambato a solo 35 km. de San Fernando del Valle. Eso si, se encuentra a 1250 msnm.
En uno de las especialidades que tiene Catamarca a lo largo del año para la atracción de viajeros de todo el país. Sus espacios, hosterias y diversos lugares para acampar invitan a los turistas a tener experiencias inolvidables.
Los principales meses de explosión turística son enero y febrero, sin embargo en los últimos años se ha visto un crecimiento estándar a lo largo de todo el año, debido a que se comenzaron a aprovechar distintos ríos y montañas, ideales para realizar circuitos y practicar pesca deportiva.
Su paisaje es increíble y su tranquilidad es única. Además, es notoria la presencia de diversos animales de mamíferos y animales silvestres.

Es un lugar para aprovechar, conocer y disfrutar. La tranquilidad que te brinda es indispensable. Para agendarlo en las próximas vacaciones.

Imagen aérea de El Rodeo
Imagen aérea de El Rodeo

Recorriendo Catamarca: Recreo

Cada terreno dentro del espacio norteño de nuestro país muestra una particularidad, difícil de conseguir en cualquier otro ámbito. El color de la tierra, la pureza del aire y el aroma en cada lugar. Cada espacio tiene su diferenciación.

En la provincia de Catamarca, los valles son característicos. Son parte de su esencia y de su pureza. Parte de un terreno singular.
Catamarca es grande y tiene historia. Pisa fuerte en las provincias argentinas y su cultura es vistosa. Sus pueblos son atractivos y el turismo es uno de los pilares económicos aquí, por eso, es esencial recorrer toda esta maravillosa provincia.
Comencemos por una de las ciudades más grandes y más pobladas: Recreo. Está ubicada al sureste del terreno catamarqueño. Ciudad grande, destacada en toda la zona norteña. Fronteriza con la provincia de Córdoba aunque distante por unos 206 km. de San Fernando del Valle.
Ha crecido mucho en los últimos años. Su población acompañó un desarrollo en cada sector (industrial, educativo, cultural y económico), coronándose como una ciudad muy turística.
Es una típica ciudad colonial con una rica diversidad de edificios y monumentos antiguos. Anualmente, se realizan festivales y otros tipos de tradiciones para realzar su imagen. Además, su noche es espectacular, ya que cuenta con un centro repleto de discotecas y bares.

No deja de asombrar, como toda la provincia catamarqueña. Viajen y descubran un lugar admirable.

971129_528292480561821_1101604562_n