Paso por La Pampa

Había viajado a La Pampa no para hacer turismo, sino por otras cuestiones personales. Al principio me resulto muy aburrida la idea de tener que ir a este punto del país, pero como no quedaban más alternativas hacia allí me dirigí… La Pampa.

Luego de cumplir con mis obligaciones tenía una tarde libre, quería aprovecharla para hacer algo y darle la oportunidad a la provincia de La Pampa de demostrarme que vale la pena pasar por allí y así fue.

Luego de averiguar qué hacer, me sorprendí al ver que las opciones eran más de una. Opté finalmente por visitar el Parque Recreativo Don Tomás, ubicado en el centro de la ciudad de Santa Rosa, localidad en la que me estaba hospedando.

Debo admitir que el Parque Don Tomás es un llamativo espacio verde con una laguna alrededor en donde se pueden practicar varios deportes, yo particularmente aproveché la oportunidad para hacer un poco kayak.

Luego tome algo en la confitería del Parque Don Tomás y al caer el sol emprendí el regreso al hotel para acomodarme y volver a mi ciudad de origen. Volví sorprendida y con ganas de seguir conociendo a La Pampa.

Parque Recreativo Don Tomás

La capital de la provincia de La Pampa, Santa Rosa, es una ciudad que ofrece una amplia gama de servicios para recibir a los turistas. Varias son las atracciones turísticas que ofrece Santa Rosa muchas de ellas poco conocidas y visitadas como es el caso de su pulmón verde.

En el centro de la ciudad de Santa Rosa, se encuentra un Parque Recreativo llamado Don Tomás de 250 hectáreas. Se trata de un lugar ideal para hacer picnic, practicar deportes acuáticos y estar en contacto con la naturaleza.

El amplio espacio verde Don Tomás, se extiende alrededor de la laguna que lleva el mismo nombre. Los deportes que se pueden practicar aquí son pesca deportiva, windsurf, kayak, canotaje y también esquí acuático.

Los fines de semana existe la posibilidad de dar un paseo por la laguna en una embarcación que sale desde el muelle, el recorrido tiene una duración de media hora.

Otro de los atractivos que tiene el Parque Recreativo Don Tomás es la Isla de los Niños a la que se accede a través de un puente. La Isla de los Niños es un espacio diseñado para los más chicos, posee juegos, un centro de interpretación, una confitería para tomar algo y también una llamativa fuente con peces.

Para los aficionados de la pesca, Don Tomás constituye una excelente idea ya que puede capturarse pejerrey; para quienes buscan solamente descansar el parque ofrece parrillas para hacer asado y espacio para recrearse. Existe un tren turístico que llega al lugar saliendo desde la Plaza San Martín llamado “El Puelchito”.

Viaje a Santa Rosa de La Pampa

La capital de la provincia pampeana es otra magnífica ciudad para conocer. Un lugar con un clima templado, con muchos espacios verdes y lagunas. Tiene una distancia de aproximadamente 600 km desde Capital Federal.
Viajé en auto saliendo bien temprano desde mi hogar, y llegué a Santa Rosa cerca del mediodía. Tenía una reserva en un hostel, así que fui directamente hacia allí. Llegué al Residencial Atuel (hostel), dejé mis bolsos, almorcé en el comedor del lugar y salí a caminar. Tomé un mapa de la ciudad y fui a conocer, primero, el Parque Don Tomás. Llegué y estuve paseando alrededor de este grandísimo parque. Tiene una laguna en el centro y es como si fuese un parque de diversiones donde se puede practicar cualquier deporte, sea canotaje, tenis, fútbol, voley, natación, etc. Es un parque recreativo que año a año va creciendo.
Luego de pasar allí la tarde, fui a la zona céntrica, cene en la pizzería Quijote y salí a pasear de noche. Tiene una movida nocturna muy entretenida y con diversidad. Los pubs y bares de la zona son excelentes. Visité también el Casino Club,  donde intenté apostar un par de fichas pero duré poco.
Al otro día caminé por la ciudad. Visité la casa de gobierno que se ubica en el centro cívico y el edificio municipal.
Es una ciudad para conocer, y si uno tiene tiempo, puede visitar otras ciudades de la provincia. Para recomendar.

 

Santa Rosa ya no es solo una ciudad de paso

Santa Rosa es la capital de la provincia de La Pampa y uno de los puntos estratégicos ya sea para recorrer la región pampeana o para comenzar un viaje por la región patagónica. Al principio constituyó solo una ciudad de paso y muchos aún la ven así. Pero Santa Rosa tiene mucho más para ofrecer. En esta ciudad hubo en los últimos tiempos un crecimiento de la actividad agropecuaria y del turismo que convirtieron a Santa Rosa en un hermoso destino turístico.

Allí podrá realizar todo tipo de actividades sociales, deportivas y culturales como por ejemplo practicar golf, visitar museos o las salas de exposiciones culturales, ir al casino o de compras, entre otros. Santa Rosa posee muchos hoteles, tanto nuevos y tradicionales, para todos los gustos y de todas las categorías. Por eso, año tras año se elige Santa Rosa como locación para eventos culturales, fiestas populares o convenciones ya que la ciudad cuenta con una increíble calidad hotelera, además de excelente oferta gastronómica.

Santa Rosa es una ciudad con calles ordenadas y tranquilas a la hora de la siesta. De noche, en cambio, la ciudad se caracteriza por su variada actividad nocturna como el Casino Club y los espectáculos de música en vivo, además de los cafés y pubs abiertos hasta altas horas de la madrugada.

Además, a 35km de distancia se encuentra la reserva natural Parque Luro, un orgullo pampeano y uno de los mejores atractivos turísticos naturales que tiene Santa Rosa. Parque Luro ofrece más de 1000 hectáreas abiertas al público que son ideales para conocer la flora y fauna de la región. En marzo y abril por ejemplo se realizan salidas guiadas grupales para avistar ciervos colorados en brama. Esta reserva fomenta además el espíritu de respeto por los animales y la naturaleza.

Es ahora de dejar de considerar a Santa Rosa como una ciudad de paso. ¡Santa Rosa merece la pena! La próxima prolongue su estadía y disfrute de la ciudad y de La Pampa, una provincia encantadora con mucho que ofrecer.

Parque Luro, único en el mundo

A 35 kilómetros al sur de Santa Rosa se encuentra el Parque Luro, un paraíso de la flora y de la fauna. Es la mayor reserva natural de caldén en el mundo. Con sus bosques, médanos y lagunas representa un paisaje típicamente pampeano. Se le suma una zona de pastizal sammófilo de características particulares y dos lagunas de carácter salino que albergan a una importante cantidad de aves acuáticas.

La reserva natural cuenta en toda su extensión con 7600 hectáreas, de las cuales 1600 están abiertas para que los visitantes puedan admirar la naturaleza en todo su esplendor y convivir con un paraíso de flora y fauna. Parque Luro posee alrededor de 160 especies de aves que podrá admirar con la ayuda de un guía de campo encargado de conducir, informar y seleccionar los lugares y momentos más apropiados para la observación. Esta actividad se puede realizar en cualquier momento del año, sin embargo entre marzo y abril es la época de celo donde el atractivo turístico es mayor. En especial los ciervos colorados que se movilizan hacia las hembras de su especie emitiendo sonidos que se conocen con el nombre de brama. Los machos lucharan por aparearse y se enfrentaran con sus rivales para conservar su harén. Podrá ver este espectáculo natural también con un guía especializado.

Por otro lado, el parque cuenta también con senderos autoguiados donde podrá caminar y conocer la flora autóctona y avistar a los animales en su hábitat. Además, es posible acampar dentro del parque que cuenta con un complejo recreativo equipado con parrillas, un restaurant, juegos infantiles y una cancha de fútbol.

Para los amantes de la historia, Parque Luro permite revivir los orígenes que se encuentran ligados a la generación del ’80 y a la Belle Epoque. Podrá acceder al emprendimiento de Don Pedro Luro, el primer propietario de la región. Allí podrá realizar una imperdible visita guiada por el edificio llamado El Castillo, que fue su residencia y que es hoy museo, declarado Monumento Histórico Nacional.

¡No lo dude más! Visite el Parque Luro, una reserva natural única en el mundo y que se encuentra acá, en la Argentina.