Escapada romántica a Pinamar

La localidad de Pinamar es conocida por ser uno de los destinos de sol y playa más elegidos de la costa atlántica. Además de ser un balneario ideal para familias o grupos de amigos que desean veranear disfrutando de las playas y su centro comercial acompañado de varios recitales y actividades turísticas, Pinamar también es un lugar ideal para escapadas románticas.

Para quienes desean realizar una escapada en pareja Pinamar constituye una opción ideal. Para este tipo de planes es infaltable una cena frente al mar en el restaurante levantado sobre la playa en el extremo sur de la avenida del Mar. Además de degustar un rico plato acompaña el escenario la vista de las olas, la música suave, luces tenues y un cálido ambiente.

A un viaje de enamorados por Pinamar no puede faltar una cabalgata por el bosque sur de Pinamar y la orilla del mar. Se suma a las alternativas realizar este mismo paseo pero con luna llena, una época recomendada para ello es Semana Santa. También existen salidas para contemplar el amanecer. Durante el trayecto se recorren las cimas de las dunas y la reserva dunífera.

Las escapadas románticas a Pinamar pueden realizarse en cualquier época del año, en verano se suma la posibilidad de disfrutar de las playas, pero durante todo el año puede disfrutarse de su frondoso paisaje de pinos altos y la amplia costanera que invita a realizar largas caminatas.

Fiestas en Cariló/Pinamar

Nos situamos nuevamente en la Costa Bonaerense, abocándonos a dos importantes e impactantes ciudades: Pinamar y Cariló. Destacada elección para tomarse unos buenos días de descanso durante las vacaciones. Aunque sea, dos días durante el fin de semana pueden ser suficientes para viajar a estos lugares.

Estuve en esa localidad con mi familia el año pasado, donde pasé las fiestas (tanto navidad como año nuevo).  Paramos en unas cabañas llamadas Mirador de Carilo, cerca de las playas. Impecables. Con canchas de paddle, pileta y gimnasio, difícil salir de allí.

Cariló es un lugar envuelto de bosques, chocolaterías e historias de duendes. Es una ciudad de ensueños. Llena de cabañas y bungalows para pasar las vacaciones. Sus estructuras, médanos y terrenos despiertan la atención.

En materia gastronómica se destaca demasiado. Tiene una gran cantidad de restaurantes de alta calidad: conocí Burzaco (cocina vasca) y Settimo Cielo (comida italiana).

De día, disfrutamos de las playas y de los paseos por la Avenida Bunge, donde estuvimos de compras. También paseamos bastante con el auto por las dunas de Pinamar.

Diariamente, salimos a correr con mi viejo bien temprano por la playa hasta los balnearios y paradores de Pinamar. Cerca de las 10 hs, cuando el sol estaba fuerte, ibamos directo al mar.

La calidad de vida en Pinamar es destacable. Durante el verano, la ciudad se caracteriza por ser una de la más importantes con respecto al movimiento turístico, pero es elegida a nivel nacional e internacional como uno de los mejores lugares para vivir del mundo.

Pinamar y Carilo son lugares destacados en la costa argentina. Si no los conoces, aunque sea andate un fin de semana para disfrutar de los paisajes que te ofrecen.

Espacios verdes en Cariló

 

Fin de semana en Villa Gesell

Quería realizar un viaje “de escapada”, es decir de pocos días y a un lugar cercano a mi ciudad en el mes de diciembre. Luego de evaluar las diferentes opciones que se me iban ocurriendo, opté por viajar a la ciudad balnearia de Villa Gesell.

Arribé a Villa Gesell por la tarde, luego de dejar las valijas en el hotel me preparé para pasear por el centro ya que el día no era propicio para playa. Salí del hotel y me dirigí hacia la Avenida 3, la única calle asfaltada de la ciudad que pertenece al centro, muy agradable para recorrer ya que está repleta de negocios de todo tipo. Lo que más llama la atención de ésta calle, es que en el medio de ella se encuentra un antiguo árbol que por suerte no fue quitado. Villa Gesell, es una ciudad con una gran conciencia ambiental que preserva el entorno, muestra de esta característica son además de la citada, su estructura urbana de subidas y bajadas que respeta el relieve originario, la prohibición de entrar con autos a la playas, los enquinchados y las construcciones de madera en los balnearios que evitan por completo el cemento.

A mi viaje por Villa Gesell, le sume visitas a localidades cercanas. Me dirigí a las ciudades y pueblos vecinos de Pinamar, Cariló, Valeria del Mar y Mar Azul. Los recorrí fugazmente en una tarde, pero son lugares en los que uno podría estar tranquilamente algunos días para aprovecharlos más.

Finalmente, tomé mi equipaje, dejé el hotel y la ciudad para emprender el regreso, no sin antes pasar por Mar de las Pampas, un agradable lugar que combina bosque con playas.

Valeria del Mar y el encanto del verano 2013

valeria del mar 2013El verano 2013 se acerca y está bueno saber con qué opciones contamos a la hora de elegir un balneario de la costa atlántica argentina. El verano en la provincia de Buenos Aires es fuerte en cuanto a posibilidades de pasarla bien. Y Valeria del Mar es una opción. Se trata de una de las localidades más “nuevas” del Partido de Pinamar, y queda entre Ostende y Cariló. Comparte con estos dos sus características fundamentales: playas largas, un mar bravío a veces, árboles… naturaleza en su máxima expresión. Y, claro, posibilidades de alquiler de casas y departamentos para todos los gustos y bolsillos.

El nombre Valeria del Mar proviene de quien fuera dueña de los terrenos donde se emplaza, Valeria Guerrero. Esta familia está emparentada con la zona porque también fueron los que desarrollaron Pinamar y Cariló.

Las calles internas son tranquilas e invitan a ir caminando a la playa. Uno se puede quedar en alguno de los balnearios que hay ahí o puede, si quiere, ir con heladera, reposeras varias, sombrilla (o la clásica media carpa playera, que es buena porque a veces el viento sopla fuerte) y todos los juegos que uno puede practicar a orilla del mar, desde el truco para la tarde (entre mate y mate, claro), fútbol, paleta o tejo.

La onda en la playa es familiar. Su aire de placidez se transmite a los veraneantes y todos arreglan tácitamente no molestarse entre sí. La buena vibra que se respira termina por apropiarse de los que pasan los días allá y el resultado son unas vacaciones espectaculares.

Y si querés un poco de “ruido” estás a sólo cinco kilómetros del cruce de las avenidas Bunge y Libertador, centro neurálgico e Pinamar, a donde podés ir a pasear, salir a comer, que los chicos jueguen en los locales de juegos electrónicos, podés tomar algo en un boliche con más jóvenes que viejos… podés hacer de todo. Si te va la onda más tranquila, también estás a cinco minutos del centro comercial de Cariló. Y tenés bares y casas de té y café y todo lo que puedas desear.

Y a la noche, a dormir de nuevo a Valeria del Mar.

Compras, religión y cultura en La Plata

Pinamar posee enormes playas abiertas y limpias con arena blanca. Hay muchos balnearios y paradores ya que buscan hacer espacio para todos los visitantes que desean recorrer la zona. Es uno de los principales centros turísticos de la provincia y las playas más asistidas.

Rodeadas por pinos y eucaliptos, las calles se caracterizan por su variedad de altura, lo cual general muchas subidas y bajadas en el recorrido, así como pronunciadas curvas. La ciudad cuenta además con un centro comercial sobre la avenida principal de la ciudad, Arquitecto Jorge Bunge, entre las avenidas Enrique Shaw y Del Libertador.

A su vez, tiene también algunos templos cristianos muy hermosos. Entre ellos, la Parroquia Nuestra Señora de la Paz se caracteriza por ser la principal y más grande. La Capilla San José Obrero es de aspecto más sencillo, mientras que la Capilla Santa Teresa del Niño Jesús es de estilo moderno.

Durante la estadía en Pinamar podrá hacer uso también de los cines y teatros de Pinamar, en especial activos a la noche. Visite el Cine Bahía; el Cine Teatro Oasis, que posee salas 3D y mucha mayor capacidad; y el Teatro Municipal De La Torre. Asimismo, relacionado a la cultura, en la ciudad comienza a ganar reconocimiento Pantalla Pinamar, un festival cinematográfico internacional.

Un plan ideal para el verano 2013

Las vacaciones en Pinamar son lo mejor.

Viaje a Pinamar a un precio económico. A solo 340 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, ir a Pinamar en auto no es tan lejos. Implican cuatro horas de manejo, pero por una ruta segura y rápida. Además, le recomiendo la experiencia, manejar en ruta otorga paz y ordena la mente. Puedo optar sino entre el tren, el avión y el ómnibus.

Allá podrá realizar todo tipo de actividades y deportes. Aprovechando las características e increíbles dunas, puede realizar travesías en 4×4 o conocer la flora y fauna de manera más tranquila con cabalgatas o caminatas. Para divertirse en el mar está pensada la práctica de jet-sky, vela, windsurf, surf y bodyboarding. Por supuesto, una gran opción también es la pesca, ya sea desde una embarcación o desde el Muelle Municipal.

Además, la ciudad posee un Club Polideportivo donde la gente se reúne para jugar al fútbol, al rugby y hockey. Puede presentarse sin equipo y conocer a sus compañeros de juego allá. Por último, disfrute de las canchas de golf, de polo y de tenis rodeado del más hermoso paisaje en sus próximas vacaciones de verano en Pinamar.

 

Descubra y aprecie Pinamar 2013 de manera diferente

Pinamar posee un montón de espacios públicos verdes dentro de la ciudad como por ejemplo plazas y parques. Allí podrá pasear de la mano con su pareja mientras disfrutan del paisaje natural y el aire fresco. Sus hijos jugarán con la pelota y podrán conocer otros chicos y hacer amigos. Hay varias en Pinamar, ¿las conoce todas?

La plaza principal es la Primera Junta con caminos internes entremedio de tupidos árboles de especies variada. Su forma se asemeja a un triangulo y está ubicado en el centro exacto de la ciudad,  por las calles Marco Polo, Del Valle Fértil y Avenida Constitución. Otro espacio verde de esa forma geométrica es la Plazoleta Arquitecto Jorge Bunge, en homenaje al fundador de Pinamar con su monumento en él centro junto con el de Los Pioneros.

Para los más pequeños, Plaza Independencia ofrece diversión infantil con la famosa calesita y los juegos para niños. Además, se encuentra allí también la Feria de Artesanías, ubicado en una terminal de ómnibus reciclada que hoy constituye un centro cultural. Asimismo, la antigua Plaza Italia se caracteriza por sus eucaliptos y tiene al fondo los juegos bioorgánicos para niños en el Parque de la Familia.

Muy lindas es también la Plaza Las Acacias, así como la Plazoleta Ismael Barabino, donde solía llegar el tren que llegaba de la Ciudad de Buenos Aires por lo que tiene su nombre en honor al primer jefe de estación de la ciudad. Por último, el Parque Del Mar que incluye un balneario y una estación de radio, así como lugares para tomar sol.

Pinamar, la elección para este verano

Pinamar, recomendada internacionalmente por sus paisajes puros y su alta calidad de vida. Pinamar, a un costo menor de lo que podría valer ese paraíso turístico. Pinamar, una ciudad con infraestructura de alta calidad para que los turistas cuenten con la mayor comodidad posible. Pinamar, de fácil acceso en tren, auto, ómnibus y avión.

Pinamar, las playas más elegidas por los argentinos. Pinamar, un lugar de encuentro y diversión. Pinamar, los balnearios por excelencia de la costa bonaerense. Pinamar, ideal para disfrutar del sol y el mar. Pinamar, una ciudad verde con numerosas plazas y parques.

Pinamar, con múltiples ofertas de actividades para realizar. Pinamar, un destino para la práctica deportiva de pesca, windsurf, fútbol, golf, rugby, hockey, polo, tenis y muchas más. Pinamar, rica en eventos culturales y museos.  Pinamar, ideal para hacer compras y pasear por la ciudad. Pinamar, la mejor vida nocturna para los visitantes.

Pinamar, la mejor opción para el verano 2013.

Verano 2013 es Pinamar

Verano en Pinamar. Verano en Pinamar. Verano en Pinamar. Sí, suena realmente bien. Deje de dudar y elija la ciudad balnearia de Pinamar para sus vacaciones 2013. Ubicada en la costa de la provincia de Buenos Aires, este punto turístico está a solo 340 kilómetros de la capital, los cuales se pueden transitar en auto, tren, ómnibus o avión hacia el aeródromo de Villa Gesell a 16 kilómetros de Pinamar.

Se destaca por la enorme cantidad de visitantes, por sus construcciones únicas que forman parte de una urbanización con calles curvilíneas acomodadas a las dunas, una característica de la costa de esa zona. Igual que en Villa Gesell y Cariló se implantaron allí coníferas para fijar la tierra. Pinamar recibió su nombre justamente por ello, goza de muchos espacios verdes y parques.

Elija viajar a Pinamar, un balneario donde el verde de la naturaleza y el majestuoso mar generan un ambiente de armonía ideal para el descanso, para disfrutar en familia y con amigos. Allí podrá practicar deporte, ir a la playa, hacer compras, pasear por la ciudad y muchas cosas más. Hermosa ciudad, excelente infraestructura, económicos hospedajes y mucha diversión. Recuerde: Verano 2013 es Pinamar.

Verano 2013 en Pinamar

Hay experiencias que valen la pena ser vividas y nunca más repetidas. Con Pinamar eso no pasa. Basta con ir una vez a este balneario de la costa atlántica bonaerense para querer repetir la experiencia años tras año tras año. Hay algo en las playas de Pinamar que nos encanta. Y eso que la arena es normal. Y el mar a veces es frío. No importa, las ganas de estar en enero en Pinamar son más fuertes, porque durante las vacaciones de verano en Pinamar la ciudad se convierte en un hervidero en el que se cuecen los programas más divertidos en un clima ideal para pasarla de manera increíble.

Podemos ir a Pinamar en plan de descanso y fiesta, en soledad, en pareja, con amigos o con toda la familia. Porque este balneario que durante el año no tiene muchos habitantes, en verano se transforma en un mundo de gente que pulular por todos lados en pos de pasarla bien.

Para ir en enero a Pinamar hay que preparar todo con anterioridad: hay que ir un tiempo antes y buscar un departamento cómodo o una casa, según los presupuestos con los que uno cuenta. Hay cosas caras, por supuesto, porque es un lugar muy top de la provincia de Buenos Aires.  Pero también hay espacios accesibles.

Luego, juntar las ganas y planear la manera para estar bien. Para ello también está bueno reservar una carpa en alguno de las decenas de balnearios que se extienden por su cordón playero. De esta forma, ya asegurado un spot en la arena, podemos tomar sol y bañarnos durante el día.

A la noche, está bueno descansar un poco y prepararse para salir. Se puede comer en alguno de los cientos de restaurantes que verano tras verano abren en las calles principales como Bunge y Libertador (centro neurálgico). Después, están los boliches bailables que abren hasta tarde y nos garantizan diversión.