Campo de Piedra Pómez, un mar de silencio en Catamarca

La Puna catamarqueña es un Museo de vulcanismo a cielo abierto. Una de sus principales atracciones es El Campo de Piedra Pómez, un maravilloso y a la vez extraño y deslumbrante paisaje tallado en la roca que da origen a su nombre: La Pómez. Se formó a raíz de una erupción del cercano Colcán Blanco y tiene unos 25 km de extensión.

Una verdadera opción de turismo y aventura increíble a  más de 3000 metros de altura  donde se descubre una región desconocida y muy bella. Formaciones geológicas extrañas,esculturas milenarias, enormes lagunas con flamencos, diversos volcanes y vicuñas por los caminos ideales para aquellas personas interesadas en descubrir un mundo distinto al conocido.

Este extraño paisaje de laberintos blancos y dunas trepadoras está ubicado a pocos kilómetros al Oeste, por una huella que transitaremos, donde el camino continúa a través de unos arenales que podrían describirse como el sueño del explorador, de aventureros del Overlanding y de la tracción en las cuatro ruedas.

Dentro de las principales excursiones podemos encontrar “El circuito Carachi Pampa”, “El circuito Antofalla” o “El circuito Volcán Galán” donde se destacan las inmejorables vistas panorámicas del salar y los volcanes que lo rodean como también importantes dunas de arena blanca y ríos de aguas termales. En el cual, el clima del lugar es muy seco, y las  temperaturas varían en más de 20 grados (por ejemplo, en invierno con -5 grados de noche y una máxima de 20 de día). Lo imponente es el volcán en la primera excursión mencionada que se encuentra pintado íntegramente de negro por el derrame de sus coladas basálticas en tiempos geológicos remotos.

Vale la pena llegar, impacta la extensión y la altura de las piedras volcánicas.

En esta región el silencio es rey absoluto
En esta región el silencio es rey absoluto