Excursiones desde Las Grutas

En Las Grutas además de ir a la playa y recorrer la peatonal hay varias opciones de excursiones.

Entre las excursiones que pueden realizarse desde Las Grutas entre se encuentran visitar una salina, practicar deportes náuticos, avistar pingüinos, realizar un circuito por los puertos, ver cañadones, etc.

Salinas del Gualicho es uno de los salitrales más grandes de la Argentina situada a 50 kilómetros de Las Grutas. La excursión a la salina más grande de Latinoamérica, es al atardecer para contemplar la puesta del sol en este magnífico lugar, se recorre a pie el lugar para visitar la zona de producción y contemplar las grandes parvas de sal.

Para los interesados en los deportes las opciones son realizar una travesía en Kayak para estar en contacto directo con la naturaleza y fauna de la Patagonia o partir a bordo de la primera embarcación ecológica turística del Golfo San Matías. Esta parte desde el Puerto del Este y recorre la bahía de San Antonio, eventualmente acompañan el paseo delfines, aves costeras y también se visita una colonia de lobos marinos.

Otra actividad es conocer los sitios más atractivos de la bahía de San Antonio en un recorrido que une las Grutas con la ciudad de San Antonio Oeste y el Puerto de San Antonio Este.

Una aventura en 4 x 4 es otra alternativa en la que se accede al famoso campo del Fuerte Argentino, una imponente meseta. Este paseo incluye visitar Piedras Coloradas, El Sótano y el Cañadón de las Ostras.

Para los interesados en avistaje de fauna las posibilidades son conocer una pinguinera a tan sólo 120 kilómetros de Las Grutas llamada Islote Lobos y una excursión de día completo para visitar la deslumbrante belleza y fauna de Puerto Madryn y Península Valdés.

Viaje a Las Grutas

Venía realizando un itinerario fugaz por la costa sur de la Argentina el cual había iniciado en Trelew y tenía como último punto a recorrer la localidad de Las Grutas.

Para seguir con el cronograma que había ideado, tomé un colectivo para llegar a esta localidad balnearia. Para mi sorpresa el día amaneció ventoso y muy nublado, por suerte el aire estaba cálido, lo cual no me impidió salir a recorrer la costa y la peatonal. Lo primero que me llamó la atención fue la limpieza del lugar a lo que siguió el estilo de pueblo que posee este sitio, con muy poca gente y una gran tranquilidad. Tal es la quietud, que al caminar por la costa se puede oír desde lejos el sonido del mar.

Averigüé para realizar excursiones, pero no hubo suerte de coincidencias entre las disponibles y las que quería realizar por lo que resté un día de estadía en Las Grutas. Al día siguiente y último en el que estuve aquí, el cielo se encontraba soleado y totalmente diáfano. Me preparé y salí rumbo a la playa, el paisaje estaba dominado por la alta marea y los cañadones típicos de Las Grutas. Regresé al lugar donde me estaba hospedando para almorzar y en horas de la tarde volví hacia la playa y el lugar parecía ser otro. La marea había bajado bruscamente mostrando otra postal totalmente distinta a la de la mañana, la playa había quedado extensa. Llama la atención del lugar las piletas que se forman en las rocas, ya que las mismas fueron preparadas para que entre el agua y se formen piletones grandes.  Llegada la nochecita acomodé mi equipaje y me despedí de Las Grutas.

Por la costa sur

Planee mi viaje con la idea de conocer la costa sur de Argentina partiendo desde mi ciudad de origen, Mar del Plata. Me dirigí primero al lugar más lejano del itinerario para luego de apoco ir regresando a mi ciudad. Ya que la lógica indica que la vuelta suele resultar más larga que el camino de ida. La primer parada fue en la ciudad de Trelew, sitio que utilicé como centro de apoyo para recorrer otros puntos de interés. Cabe mencionar que el destino estrella de mi viaje era la importante pinguinera de Punta Tombo.

Arribé en horas de la tarde a Trelew. Ese día, ya sin ganas de estar más horas en la ruta recorrí la ciudad para apreciar vestigios de la cultura galesa que habitó anteriormente el lugar.

Al día siguiente fui hacia Punta Tombo y a la tarde conocí el encantador pueblo de Gaiman. Luego partí hacia Madryn no sin antes visitar el Museo Paleontológico principal atractivo de Trelew.

En Puerto Madryn, solo me hospedé una noche que bastó para recorrer la costanera, el pintoresco centro y realizar la excursión a Península Valdés donde vi el del accidente geográfico de la Península, aguas azuladas y fauna típica de está bella región Argentina. Madryn tiene muchos más atractivos pero en esta oportunidad decidí estar sólo este tiempo que a pesar de escaso fue prudencial para conocer bastante.

Mi viaje siguió rumbo hacia Las Grutas, un pueblo balneario conocido por sus aguas cálidas que en realidad poseen la misma temperatura que las de Mar del Plata. Mi paso por la costa sur de Argentina aunque veloz y fugaz como un relámpago, fue una agradable experiencia para conocer una gran cantidad de atractivos turísticos que tiene este sector del país.

Paseos y excursiones desde las grutas

El balneario de Las Grutas por sus condiciones naturales tiene las aguas más cálidas de todo el litoral patagónico, por esta característica y por contar con una infraestructura turística con distintos locales de gastronomía y tipos de establecimientos hoteleros es un destino elegido por muchos turistas. Además en Las Grutas pueden practicarse deportes como buceo, natación, surf, vela, carrovelerismo y pesca deportiva.

Pero visitar Las Grutas no es solamente disfrutar de playas de aguas cálidas y practicar deportes, sino que también es posible realizar otras actividades y excursiones.

Entre los sitios a visitar desde Las Grutas figuran: el Puerto de San Antonio Oeste, conocer las Salinas Gran Bajo del Gualicho que se encuentran a 52 km de Las Grutas y a menor distancia, tan solo a 5 km se puede visitar Piedras Coloradas.

Para realizar avistaje de fauna las opciones son Isla de los Pájaros e Islote Lobos, aquí puede conocerse una pinguinera sin necesidad de llegar hasta Punta Tombo. En caso de querer prolongar el recorrido, se puede llegar hasta la Reserva Provincial Meseta de Somuncura sitio donde se pueden apreciar formaciones rocosas, pinturas rupestres, jeroglíficos  manantiales, etc. Y a 132 km de Las Grutas, se encuentra Sierra Grande, lugar que brinda la posibilidad de estar en otras playas.

Las Grutas es un balneario de aguas cálidas, que cuenta con la posibilidad de realizar deportes acuáticos y además existen varios paseos y excursiones cercanas. Para quienes viajen sin vehículo, existen empresas de turismo receptivo preparadas con todo lo necesario para facilitar los desplazamientos a los lugares citados.

Las Grutas: las aguas más cálidas del litoral

Las Grutas es un balneario de la costa atlántica en Río Negro. La temperatura acá oscila entre los 22° y 25° C, siendo las aguas marinas más cálidas del litoral marítimo argentino. Esto se debe a diferentes factores geográficos, oceanográficos y atmosféricos.

Las Grutas ofrece unas amplias y extensas playas de mar calmo y transparente. Posee acantilados que tras años de erosión del viento y del agua se formaron grutas. De allí su nombre. Desde arriba de ellos se puede observar la inmensidad del mar. Este paisaje es ideal para caminar o correr por la costa.

Además, en las Grutas se pueden realizar deportes de aventura. Sobre todo las actividades náuticas como el windsurf, el esquí acuático o el buceo deportivo.

En las proximidades de Las Grutas se puede disfrutar de la pesca de róbalos, lenguados, salmones, pejerreyes, meros y cabrillas. Se lo puede hacer embarcados o desde los acantilados.