En el corazón de Argentina… La Pampa

Situada en el corazón de la Argentina se encuentra la provincia de La Pampa, generalmente ignorada en los planes turísticos, pero transitada como lugar de paso. Existen varios motivos para detenerse y conocer La Pampa o para dedicarle un viaje exclusivo.

Entre los lugares a visitar en la provincia de La Pampa, se destacan sus espacios naturales, La Reserva Provincial Parque Luro y el Parque Nacional Lihuel Calel.

El Parque Luro es un coto de caza conocido a nivel internacional el cual perteneció a la persona de la cual lleva su nombre. Invita a disfrutar de estar en contacto con la naturaleza.

Pero el espacio más importante de la provincia de La Pampa es el Parque Nacional Lihue lCalel con una interesante mezcla de flora, fauna e historia.

La Capital de La Pampa, la ciudad de Santa Rosa dispone de una completa oferta turística y de un lugar de recreo reconocido, el Centro Recreativo Don Tomás.

Otras posibilidades de paseo que tiene La Pampa son las Estancias Turísticas equipadas con todas las comodidades y servicios que permiten acercarse a la vida de campo y costumbres. También es posible realizar paseos, excursiones y cabalgatas.

Paso por La Pampa

Había viajado a La Pampa no para hacer turismo, sino por otras cuestiones personales. Al principio me resulto muy aburrida la idea de tener que ir a este punto del país, pero como no quedaban más alternativas hacia allí me dirigí… La Pampa.

Luego de cumplir con mis obligaciones tenía una tarde libre, quería aprovecharla para hacer algo y darle la oportunidad a la provincia de La Pampa de demostrarme que vale la pena pasar por allí y así fue.

Luego de averiguar qué hacer, me sorprendí al ver que las opciones eran más de una. Opté finalmente por visitar el Parque Recreativo Don Tomás, ubicado en el centro de la ciudad de Santa Rosa, localidad en la que me estaba hospedando.

Debo admitir que el Parque Don Tomás es un llamativo espacio verde con una laguna alrededor en donde se pueden practicar varios deportes, yo particularmente aproveché la oportunidad para hacer un poco kayak.

Luego tome algo en la confitería del Parque Don Tomás y al caer el sol emprendí el regreso al hotel para acomodarme y volver a mi ciudad de origen. Volví sorprendida y con ganas de seguir conociendo a La Pampa.

Recorrido por La Pampa

Postal de la llanura

Viajar hacia el interior del país es una de las cosas más maravillosas. Siempre hay algún lugar nuevo por descubrir, gente nueva por conocer, comidas por probar y espacios donde moverse.
La provincia pampeana, vecina de Buenos Aires, es otro de mis lugares favoritos. Su capital, Santa Rosa, es una ciudad hiper agradable, con estructuras coloniales que manifiestan una época trascendental en la provincia.

La llanura pampeana predomina en toda la provincia, de este a oeste, sin embargo existen variaciones. Los recursos hídricos fluyen en todo el territorio, destacando los ríos Salado y Colorado.
La provincia completa consta de 22 departamentos. Entre las ciudades más destacadas, se encuentran Santa Rosa, General Pico e Intendente Alvear.  Su principal actividad económica es la agropecuaria, pero de acuerdo a la región se cultiva diferente. Predomina en toda la provincia el cultivo de cereales y oleaginosas. Otra actividad fuerte en la región es la ganadera: cría de ganado vacuno, ovino, caprino, equino y porcino. En tercer lugar, se encuentra la industria, resaltando la producción de lácteos, aceites, sal, entre otros.

Entre los destacados correspondientes al turismo, se encuentran el Parque Nacional Lihué Calel, el Parque Luro, el Parque Recreativo Laguna Don Tomás, la Casa de Piedra, entre otras.
Es una provincia que cuenta con muchos recursos para elegirla como destino de vacaciones: tiene el clima perfecto para descansar. Si aún no conocen, elijan unos días de vacaciones y viajen a La Pampa. Convence.

Viaje a Santa Rosa de La Pampa

La capital de la provincia pampeana es otra magnífica ciudad para conocer. Un lugar con un clima templado, con muchos espacios verdes y lagunas. Tiene una distancia de aproximadamente 600 km desde Capital Federal.
Viajé en auto saliendo bien temprano desde mi hogar, y llegué a Santa Rosa cerca del mediodía. Tenía una reserva en un hostel, así que fui directamente hacia allí. Llegué al Residencial Atuel (hostel), dejé mis bolsos, almorcé en el comedor del lugar y salí a caminar. Tomé un mapa de la ciudad y fui a conocer, primero, el Parque Don Tomás. Llegué y estuve paseando alrededor de este grandísimo parque. Tiene una laguna en el centro y es como si fuese un parque de diversiones donde se puede practicar cualquier deporte, sea canotaje, tenis, fútbol, voley, natación, etc. Es un parque recreativo que año a año va creciendo.
Luego de pasar allí la tarde, fui a la zona céntrica, cene en la pizzería Quijote y salí a pasear de noche. Tiene una movida nocturna muy entretenida y con diversidad. Los pubs y bares de la zona son excelentes. Visité también el Casino Club,  donde intenté apostar un par de fichas pero duré poco.
Al otro día caminé por la ciudad. Visité la casa de gobierno que se ubica en el centro cívico y el edificio municipal.
Es una ciudad para conocer, y si uno tiene tiempo, puede visitar otras ciudades de la provincia. Para recomendar.

 

Esto es América…

Viajé hacia esta localidad de la provincia de Buenos Aires para visitar a un gran amigo. Luego de tomar un ómnibus en Retiro y viajar unas 7 horas aproximadamente, desperté en una pequeña terminal de América y fui muy bienvenido en este lugar.

Mi amigo se hace llamar “pampeano”. En un principio supuse que esta ciudad quedaba en La Pampa, pero luego me enteré que el apodo tenía que ver con la cercanía de este lugar y la provincia vecina a Buenos Aires.

América es un pueblo chico, con pocas avenidas, muchas calles transitadas de personas y casas bajas. Tiene un hermoso parque municipal, entre otros grandes parques.

Luego de conocer la casa de mi amigo, almorzar un excelente cordero con su familia y dormir una enorme siesta, me mostró rápidamente el pueblo. Fuimos hasta el Vivero Municipal, donde se exhibe el Jardín Zoológico.

Esa noche, luego de un gran partido de fútbol contra un equipo armado local, club donde se inició el actual arquero de Boca Jrs., Oscar Ustari, cenamos en la casa y salimos a bailar a una fiesta que se hacía en uno de los boliches del pueblo. El ánimo de la gente era único, impecable. Toda la noche tuvieron la mejor onda.

El día siguiente disfrutamos de un día barbaro, pileta y mates en el parque. Es para disfrutar la tranquilidad y el silencio que hay en cada rincón de este lugar.

El viaje fue breve, pero necesario para contar mi experiencia en América. Es un lugar muy agradable, con mucho verde y mucha gente demasiado amigable. Eso es América

Un Parque desconocido: Lihué Calel

Ubicado en el centro-sur de la provincia de La Pampa se encuentra el Parque Nacional Lihué Calel. Un parque, poco visitado y conocido, incluso para los mismos habitantes de La Pampa.

Se trata de un Parque Nacional en el que no se cobra entrada, a la vez que permite a quienes se animan a recorrerlo, seguir los senderos y caminos indicados en los folletos a su ritmo personal, ya que no hay servicios de guías turísticos.

El PN Lihué Calel, en lengua araucana “Sierras de la vida”, alberga una cuantiosa fauna silvestre que en ausencia de visitantes recurrentes se desplaza tranquilamente sin necesidad de buscar refugios. Algunas de las especies a observar son los guanacos, los ñandúes,  los zorros grises y los gatos monteses, estos dos últimos son los más difíciles de ver aunque no resulta imposible.

En cuanto a la flora se encuentra el caldén, árbol típico de La Pampa y la margarita pampeana, especie endémica del lugar. Se suman cactus, claveles del aire y fauna silvestre.  Acompaña a la atractividad del lugar, su rico patrimonio arqueológico de ruinas y pinturas rupestres.

Otro dato de interés sobre el Parque Nacional pampeano es que en el año 2003, sufrió un incendio, una fuerte lluvia logró palear los efectos de la tragedia y de las cenizas volvió a emerger vida más fuerte, más rejuvenicida de la que ya existía.

El PN Lihué Calel con sus características misteriosas espera ser visitado y recorrido por aquellos viajeros que buscan experiencias distintas, es una opción también para quienes buscan viajes insólitos o destinos no masificados ni explotados turísticamente.

La Pampa: ¿Sin atractivos turísticos o desconocida?

Comúnmente oímos decir “La Pampa no tiene nada”, incluso he escuchado estas mismas palabras y frases similares de habitantes de La Pampa. Es que en el imaginario colectivo no están reconocidos sus atractivos turísticos y recursos. Por ellos quienes han estado en La Pampa en su mayoría ha sido “de pasada” o por alguna actividad de índole particular que los llevó hasta allí. Y aunque no se hayan puesto en valor sus recursos me animo a mencionarlos, para que tanto aquellos que “vayan de pasada”, por motivos particulares o para quienes quieran aventurarse a un lugar no tan famoso turísticamente los tengan en cuenta.

Uno de los paseos a realizar en La Pampa es visitar el Parque Nacional Lihué Calel reservorio de flora, fauna y arqueología. La Pampa también ofrece la posibilidad de realizar deportes náuticos en su espejo de agua “Casa de Piedra” y en la laguna Utracan ubicada en una zona de médanos.

La Pampa es además un destino de turismo rural, que ofrece la posibilidad de  hospedarse en estancias para conocer las costumbres típicas y realizar cabalgatas.

La Reserva Provincial Parque Luro se suma a los lugares a visitar en La Pampa donde se pueden realizar avistajes en época de Brama. Dentro de la Reserva, también se puede apreciar un castillo de estilo francés que funciona como museo.

En La Pampa podemos visitar una colonia menonita, conocer su historia, costumbres y adquirir artesanías. Otras propuestas turístico- recreativas de La Pampa son sus parques termales y la posibilidad de ver pinturas antiguas en el Valle de Quehue.

 

Volar y pescar en La Pampa

La Pampa posee hermosos paisajes compuestos por ambientes naturales, montes de jarillas, bosque de caldenes e inmaculados

salitrales en la zona del Valle Argentino. Esta provincia lo invita a experimentar la placentera sensación de conocer todas estas maravillas naturales desde los cielos, gracias a las ofertas del Turismo Aventura.

Viva la adrenalina y sienta el desafío de divertirse con una de las actividades más extremas del Turismo Aventura que le ofrece esta serena y rústica provincia. La Pampa se caracteriza por poseer excelentes térmicas por lo que es considerado por muchos como uno de los mejores lugares de la Argentina para realizar prácticas de Vuelo Libre y Vuelo a Vela, lo cual incluye parapente y vuelos en planeador por ejemplo. Esto se debe a que las térmicas permiten vuelos de distancia y permanecer prolongados períodos en el aire.

Además se puede disfrutar de otras actividades como travesías en 4×4 y cabalgatas por senderos escondidos. La Pampa ofrece propuestas tentadoras de Turismo Aventura, otro motivo para visitarla.

Asimismo, seduce a los pescadores aficionados con su serenidad característica. La provincia posee las aguas del río Colorado y diversas lagunas ideales para pique seguro y con excelentes ejemplares de las especies más codiciadas de peces. Tanto desde la costa de ríos y lagunas como embarcados, los pescadores deportivos tendrán en La Pampa capturas destacables.

La provincia argentina de La Pampa invita a todos a adentrarse en su vegetación y sus paisajes para disfrutar de una apasionante jornada de Turismo Aventura como el vuelo y la pesca. Acompañado a esto, una opción recomendada es alojarse en alguna de las magníficas estancias rurales pampeanas para agregar diversión y emoción a estas vacaciones de Turismo Aventura en La Pampa.

Hospedarse en las estancias pampeanas

Viaje a La Pampa y disfrute del turismo rural hospedándose en una de las estancias de la provincia, tan características de la región. El alojamiento en las estancias le permite vivir y participar de las actividades asociadas a las costumbres y tradiciones del lugar. Además, en las estancias contará con el mejor servicio personalizado, brindados por los propios dueños que le harán la estadía lo más fácil y placentera posible.

La disponibilidad de esta oferta pampeana es en todas las épocas del año. Cada estancia tiene capacidad para entre 6 y 20 personas dependiendo de cada caso. Las tradicionales casas de campo poseen ambientes amplios y confortables compuestos comúnmente por una espaciosa cocina, un gran comedor, habitaciones con baño privado o compartido, salas de estar, biblioteca o rincón de lectura, sala de juego, piscina y quincho.

Los cuartos poseen calefacción  para el invierno, sin embargo, es tradición encender la leñera para calentar también el ambiente. Así podrá disfrutar de la lectura de un buen libro frente al hogar. Además, en la tranquilidad del campo podrá tomarse el tiempo de mirar entre los ventanales y admirar la magnificencia de las noches estrelladas o los espectáculos incomparables de los amaneceres y atardeceres pampeanos.

Las estancias pampeanas están conformadas comúnmente por extensiones de campo de 1.000 a 20.000 hectáreas en producción agrícola ganadera. Generalmente, se encuentran cercanas a los pueblos donde podrá realizar las compras para las previsiones de su estadía.

Cada estancia es única según el carácter de la explotación productiva del campo que realice ya que eso modifica el entorno del paisaje así como también las actividades complementarias que ofrece. Pero todas se caracterizan por ofrecer una calidad hospitalidad y una experiencia sin igual en contacto con las costumbres del lugar y la naturaleza.

Una experiencia rural en las estancias pampeanas

Distribuidas en distintos puntos de la provincia, las estancias pampeanas lo invitan a vivir en un entorno rural que le permitirá desconectarse completamente de la cotidianeidad y conocer mejor la vida de campo. Además, disfrutará de paisajes gratos en la inmensidad de la llanura y podrá admirar amaneceres espléndidos y puestas de sol únicas e inolvidables.

Los establecimientos rurales ofrecen actividades de una amplia diversidad como la caza deportiva, paseos a caballo con o sin guías, trekking y agradables caminatas, paseos en carruajes, excursiones en 4×4, observación de fauna y flora autóctona, safaris fotográficos, entre otros.

Podrá participar obviamente de las prácticas típicas del campo como el arreo de ganado, ordeñado de vacas, esquila, señalada y yerra de vacunos, siembra y cosecha. Podrá asistir a una doma o jineteada y disfrutar de un apasionante partido de polo.

Los museos rurales son también otra opción interesante donde podrá enterarse de la historia familiar y productiva de las poblaciones locales. Además, conozca y forme parte de la cultura uniéndose a una guitarreada con bailes folklóricos.

Otra experiencia que debe realizar es la degustación de comidas caseras y platos típicos como chivitos, lechones, corderos al asador, empanadas, pasteles, tortas fritas, entre otros. Comparta tiempo con la peonada y conozca de primera mano cómo es la vida de campo.

Alojarse en una estancia de La Pampa constituye una experiencia diferente y única en el campo donde cada momento implica un reencuentro con las raíces, el hábitat y la paz interior.