Jesus María

Jesús María es una localidad conocida por desarrollarse todos los años durante el mes de enero el Festival Nacional de Doma y Folclore.

Este festival es el segundo festival de música folclórica de Argentina más importante después del Festival de Cosquín, a la vez que constituye el evento de jineteada de caballos más importante de Argentina.

Esta celebración dura diez noches en las cuales se combinan las jineteadas con exhibición de habilidades pertenecientes a los gauchos, música folclórica y popular con la presentación de shows a cargo de reconocidas personalidades. Se añaden a los atractivos, la degustación de platos típicos correspondiente a la cocina criolla.

Además de disfrutar del espectáculo del Festival Nacional de Doma y folclore la localidad de Jesús María cuenta con otras atracciones turísticas como por ejemplo, visitar la Estancia Jesuítica de Jesús María declarada como Monumento Histórico Nacional y recorrer el Museo Jesuítico Nacional el cual funciona en la estancia anteriormente citada. Aquí pueden verse más de treinta mil piezas de gran valor como mobiliario, utensilios, documentos, pinturas, cerámicas y una importante colección arqueológica.

Pueden visitarse otras estancias jesuíticas como la de Colonia Caroya, declarada como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y la Estancia Santa Catalina. Esta última fue la estancia más importantes que los jesuítas poseyeron en la provincia de Córdoba, también cuenta con la declaración de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La mejor época para conocer Jesús María es en el mes de enero para poder disfrutar no solo de sus atractivos y paseos, sino también del importante evento folclórico.

Jesús María cantará…

La jineteada y el folclore, como el salame y los cabritos. Es importante saber que Jesús Maria tiene que ver con ellos (la jineteada corresponde al Festival de la Doma y Folclore, que se realiza hace 48 años durante enero). Esta es una ciudad ubicada en el centro-norte de la provincia de Córdoba, el “corazón de nuestro país” (aproximadamente a 50 km de la ciudad de Córdoba) y es considerada una de las principales ciudades de la provincia, tanto por su cantidad de habitantes como por su prestigio e historia. Es vecina de la famosa Colonia Caroya, la cual abordaré en un próximo post. Es una ciudad típica de inmigrantes, con una hermosa estancia ubicada en las afueras de la ciudad. Según datos de 2008, tiene aproximadamente 30.727 habitantes y es considerada como la 8va provincia de Córdoba, en cuanto a población. Es una ciudad ideal, para vivir como para vacacionar, tanto por sus paisajes como por su diversión. La principal fuente de ingresos proviene del sector agropecuario, principalmente de productos como la soja y el maíz (Jesús María posee las principales compañías agropecuarias del país). Es una ciudad con una amplia diversidad de bares, restaurantes y con excéntricos boliches para disfrutar la noche. Aproximadamente, durante 10 noches en enero se celebra el Festival de Doma y Folclore, considerado como el festival más importante a nivel nacional de música folclórica, por su tradición y por la gama de músicos que se presentan anualmente (en este reciente festival se presentaron Soledad y Abel Pintos, entre muchísimos otros). Este evento reúne a muchísimo público proveniente de todo el país, como de países limítrofes. Realmente, es un evento hermoso, para disfrutar entre amigos como con la familia. Sin dudas, es una ciudad que encanta.