El lujoso Llao Llao

Siguiendo con el destacado espacio que le brindamos a los hoteles más importantes y antiguos de Argentina, no le podemos restar lugar al imponente y lujoso hotel de la ciudad de Bariloche, en la Patagonia Argentina.
Ubicado al oeste de la ciudad, a unos 25 km. del centro, es un predio tradicional construido a principios del S. XX (1939) entre el lago Nahuel Huapi y el Moreno.

El complejo cuenta con 173 habitaciones, salones exclusivos, comedores y canchas de golf, spa y pileta climatizada. Creado por Alejandro Bustillo, creador del Hotel Provincial y Casino Central de Mar del Plata, fue considerado como un edificio histórico. A pocos meses de su construcción, todas las instalaciones fueron quemadas producto de un incendio que arrasó con el lugar. Sin embargo, dos años después, se reconstruyó todo el lugar. Actualmente, este hotel es propiedad de un 50% del grupo IRSA, grupo del cual es dueño Eduardo Elsztain. El otro 50% es repartido entre diversos accionistas.

Viajé en noviembre de 2012 y tuve la gran posibilidad, gracias a mi trabajo anterior, de conocer este hotel. En el mismo, me hospedé durante tres días. Realmente, es un hotel increíble. Sus instalaciones, cuartos, comida y servicio lo confirma.

Fotografía tomada desde una de las habitaciones del hotel… Impactante

Verano en Bariloche

Bariloche es el lugar desde donde muchos turistas disparan hacia distintos lugares del sur argentino. Enclavada a orillas del lago Nahuel Huapi y con la cordillera detrás, pocas ciudades de la Argentina rivalizan con su belleza.

Los programas para hacer en Bariloche son muchos. Ya sea con auto propio, o en transporte público o bicicletas y motos (como se ve muy a menudo por estas zonas) e incluso a pie, hay circuitos divertidos que nos permiten estar en contacto con la naturaleza. Por ejemplo, se puede ir por la Avenida Bustillo, que bordea el Nahuel Huapi hasta el hotel Llao Llao, una joya arquitectónica que es orgullo de todos los barilochenses. Rodeando el hotel hay un bosque que todos los días en verano en visitado por los turistas. Por ahí, también, nace un camino que da una vuelta por el lago Perito Moreno y que es conocido como Circuito Chico. A lo largo de su trazado se emplazan distintos puntos panorámicos que nos permiten apreciar las bellezas naturales y sacarnos fotos, por supuesto.

Otro de los programas es ir al Cerro Otto. Se puede subir en auto directamente, aunque al pie del cerro está la estación del teleférico, que nos permiten subir en sus “cápsulas” rojas directamente hasta el restaurante giratorio que corona el cerro. Para bajar, algunas de las “cortadas” del cerro  y así hacer un poco de trekking.

Una visita a las bellezas naturales de Bariloche nunca está completa sin ir a conocer el cerro Catedral. Si bien en verano no hay nieve, hay muchas cosas que se pueden en la base de este centro de ski.