Las Cataratas del Iguazú

No encontrará otro sitio en la Argentina que tenga tanta esencia de tranquilidad, paz y armonía con la naturaleza como en Iguazú. Viaje y conozca una de las Siete maravillas naturales del mundo: Las Cataratas del Iguazú. Se encuentran dentro del Parque Nacional Iguazú en la Provincia de Misiones, Argentina y en el Parque Nacional do Iguaçu del estado de Paraná, Brasil. Las cataratas están formadas por 275 saltos de hasta 80 m de altura de los cuales casi el 80% están del lado argentino mientras que un poco más del 20% se ubica en el territorio brasileño. Cerca de ellas se encuentra también la triple frontera con Paraguay.

Es uno de los principales centros turísticos de todo el país. Fueron vistas por primera vez en el siglo XVI por conquistadores españoles al mando de Alvar Núñez Cabeza de Vaca. Llegaron allí a mediados de enero de 1542 marchando desde la isla de Santa Catarina hacia Asunción del Paraguay. Bautizaron aquellas maravillas fluviales como “Salto de Santa María”. Luego se reemplazó por su nombre primitivo Iguazú que proviene de la lengua guaraní y quiere decir “agua grande”. En 1984, la UNESCO las declaró patrimonio natural de la humanidad.

La Garganta del Diablo es un espectáculo especial en esta experiencia. Es el salto de mayor caudal y, con 80m de altura, también el más alto. Se encuentra a tan solo 50m de distancia de Puerto Canoas y se accede a través de las pasarelas. La zona está permanentemente rodeada por densas columnas de vapor que despide el choque del agua con las rocas.

Además de este circuito se puede recorre la selva en un tren ecológico o a pie por senderos que le permiten apreciar algunos animales de la selva subtropical, así como también realizar paseos en lancha bajo los saltos.

Conozca y aprecie a pleno las Cataratas del Iguazú visitando tanto el lado argentino como el brasileño. La mayoría opina que desde Brasil se ven las cataratas, pero que desde Argentina se viven.