Nono, Córdoba

Córdoba es sinónimo de enormes y pintorescos paisajes, de tranquilidad y diversión, de grandes ciudades o pueblos a la espera de miles de turistas. Córdoba es sinónimo de vacaciones, y Nono espera a los turistas de la misma manera para que disfruten y logren pasarla de la mejor manera. Tradición en sus rústicas calles, en sus ferias artesanales y en sus pintorescas casas de té que ofrecen sabrosas comidas regionales. Pero este atractivo cultural y arquitectónico no es su único privilegio, porque Nono también goza de un microclima exclusivo que, debido a su carga iónica negativa, colma de energía a quienes llegan hasta este edén oculto entre las sierras. Nono es una belleza de paisaje que se ilumina en todo momento del día y enamora a todo aquel que pueda ir.

Se identifica por dos ríos de características inversas: el Río Chico, cuyas aguas corren sobre rocas dando nacimiento a llamativos remansos; y el Río Grande (Los Sauces) acompañado por suaves y doradas playas; Nono goza de una inusual creación de la naturaleza, prácticamente inexistente en cualquier otro territorio serrano, que lo convierte en el lugar apropiado dónde vacacionar durante el verano. Tranquilidad y belleza, aguas refrescantes y espectáculos naturales, hacen de las costas de Nono el paraíso de las vacaciones familiares. Muchas personas optan por venir y disfrutar del día y poder refrescarse en los días calurosos.

Por último, para aquellos fanáticos del deporte acuático y la pesca deportiva, encuentran su espacio ideal de realización en el Lago La Viña, un diáfano espejo de agua que, además, encanta a la vista. Para no perdérselo, Nono es una opción ideal para disfrutar de estos días al aire libre.

Ideal para refrescarse en estas vacaciones de verano.
Ideal para refrescarse en estas vacaciones de verano.