Fiesta Nacional de los Pescadores

Durante mis vacaciones de verano en el mes de enero en la ciudad de Mar del Plata, presencié una fiesta típica marplatense. Muy divertida, por cierto. Declarada de interés nacional, es un evento que espera a miles de personas en toda la ciudad.
La inauguración se dió el 12 de enero, donde se hizo la tradicional “tirada de fideos”. Ahí asistieron la reina del año anterior, el intendente y otras personificaciones importantes de la ciudad.

Luego, hasta fin de mes, pude visitar a la Cantina de Pescadores, donde funcionaba una especie de mercado de remate de pescados.  Fuimos a conocer y probamos unos platos elaborados increíbles. Después, paseamos por los stands y vimos los diversos espectáculos que se celebraban, relacionados con la cultura y la historia de los pescadores.

La fiesta duró aproximadamente dos semanas en todo el puerto de Mar del Plata. Se notó una gran concurrencia, ya que todos los años genera mucha expectativa este tipo de espectáculos.
A pesar de que ya no estaba en la ciudad, el 28 y 29 de enero se hizo el cierre, donde se hizo un show artístico, eligiendo a la Reina de los pescadores y luego se estableció una procesión con la imagen del patrón y protector de los pescadores, que es San Salvador.

Es otro evento importante de la ciudad más destacada y popular del balneario de Buenos Aires.

 

Puerto de MDQ durante el festival

Fin de semana en Villa Gesell

Salimos un viernes bien tarde con 3 amigos para uno de los Partidos más populares y más atractivos de la costa bonaerense. Está ubicado a 375 km de la Ciudad de Buenos Aires y todo el viaje se hace por ruta 2. Luego de pasar varias localidades, llegamos a destino cerca de las 23 hs (4 horas de viaje, aproximadamente).
El paradero era la casa de la familia de uno de mis compañeros, ubicada cerca del centro. Esa noche, luego de cenar, fuimos para el centro a conocer la noche de Gesell. Lleno de bares, pubs y boliches, se caracteriza por una vida nocturna con muchos atractivos. Hay muchos boliches que están en Capital Federal y acá abren durante el verano. Esa noche hubo mucho movimiento, principalmente de pibes y pibas recientemente egresados.
La noche fue muy buena. Al otro día, nos levantamos y fuimos directamente a las playas. Había muchísima gente y muy buen clima, lleno de familias y chicos. Tuvimos hasta tiempo de andar en cuatriciclos por la gran zona de dunas que hay al norte de la ciudad.
Luego, cuando nos cansamos un poco del sol, fuimos a caminar hacia el centro. Anduvimos por la Avenida 3, donde paseamos y compramos algunos chocolates y dulces artesanales.
Historicamente, Gesell fue una ciudad de los hippies. Durante los 70, muchísimos jovenes con ideologías y tendencias hippies venían a vender artesanías y se instalaban en la ciudad. Dejaron una marca, ya que habitan un montón de puestos y ferias artesanales en toda la ciudad. Además, es una de las ciudades más elegidas para realizar recitales de rock under de Buenos Aires y del interior del país.
Es una ciudad con mucho movimiento, muy agradable y con unas playas hermosas. Recomendables para tomarse un fin de semana en estas playas.

Foto nocturna del centro de Gesell

 

Fiestas en Cariló/Pinamar

Nos situamos nuevamente en la Costa Bonaerense, abocándonos a dos importantes e impactantes ciudades: Pinamar y Cariló. Destacada elección para tomarse unos buenos días de descanso durante las vacaciones. Aunque sea, dos días durante el fin de semana pueden ser suficientes para viajar a estos lugares.

Estuve en esa localidad con mi familia el año pasado, donde pasé las fiestas (tanto navidad como año nuevo).  Paramos en unas cabañas llamadas Mirador de Carilo, cerca de las playas. Impecables. Con canchas de paddle, pileta y gimnasio, difícil salir de allí.

Cariló es un lugar envuelto de bosques, chocolaterías e historias de duendes. Es una ciudad de ensueños. Llena de cabañas y bungalows para pasar las vacaciones. Sus estructuras, médanos y terrenos despiertan la atención.

En materia gastronómica se destaca demasiado. Tiene una gran cantidad de restaurantes de alta calidad: conocí Burzaco (cocina vasca) y Settimo Cielo (comida italiana).

De día, disfrutamos de las playas y de los paseos por la Avenida Bunge, donde estuvimos de compras. También paseamos bastante con el auto por las dunas de Pinamar.

Diariamente, salimos a correr con mi viejo bien temprano por la playa hasta los balnearios y paradores de Pinamar. Cerca de las 10 hs, cuando el sol estaba fuerte, ibamos directo al mar.

La calidad de vida en Pinamar es destacable. Durante el verano, la ciudad se caracteriza por ser una de la más importantes con respecto al movimiento turístico, pero es elegida a nivel nacional e internacional como uno de los mejores lugares para vivir del mundo.

Pinamar y Carilo son lugares destacados en la costa argentina. Si no los conoces, aunque sea andate un fin de semana para disfrutar de los paisajes que te ofrecen.

Espacios verdes en Cariló

 

Vacaciones en San Bernardo

La Costa Argentina tiene localidades para pasar unos lindos días de costa (siempre que el tiempo acompañe) y San Bernardo es uno de los que más movimientos turísticos tiene.
Pase mis vacaciones en esta localidad durante muchos años de mi adolescencia. Generalmente, alquilaba una casa o departamento por el centro, aunque a veces me tocó dormir en algún depto. alquilado un poco más alejado, cerca de Mar de Ajó.

Cada vez que llegaba sabía que al año siguiente iba a volver. Hasta que comencé a pensar en otros lugares para pasar mis vacaciones.

El centro tenía su particularidad: bares y bares, boliches, plaza y lleno de chicos. Y quien no estaba en el centro, pasaba su noche en la playa.

De día vivía caminando por la playa junto a mis amigos. Almorzábamos algo bien sencillo y luego nos metíamos al mar. A la tarde, no podía faltar el partido de fútbol.

Pasaron los años y no volví a San Bernardo. Tal vez por que entendí que necesitaba descansar en otros lugares y por que quería destinar mi dinero en otros destinos. La costa argentina se llena en enero y febrero, y a veces es muy necesario desprenderse del “lugar elegido por todos”. Pero recuerdo constantemente aquellas caminatas que solían durar horas por la playa, yendo hacia Mar de Ajó o hacia La Lucila del Mar, saludando compañeros de colegio o gente con quien había jugado al fútbol, viendo bandas en vivo y jugando el partido de las 7 de la tarde.

San Bernardo es mencionada “La perla de la costa”, y con mucha razón. Es un lugar hermoso para tomarse unos días y descansar, ir a la playa y disfrutar de la noche. Aconsejable principalmente para adolescentes, para sus vacaciones de verano.

Verano 2013 en Pinamar

Hay experiencias que valen la pena ser vividas y nunca más repetidas. Con Pinamar eso no pasa. Basta con ir una vez a este balneario de la costa atlántica bonaerense para querer repetir la experiencia años tras año tras año. Hay algo en las playas de Pinamar que nos encanta. Y eso que la arena es normal. Y el mar a veces es frío. No importa, las ganas de estar en enero en Pinamar son más fuertes, porque durante las vacaciones de verano en Pinamar la ciudad se convierte en un hervidero en el que se cuecen los programas más divertidos en un clima ideal para pasarla de manera increíble.

Podemos ir a Pinamar en plan de descanso y fiesta, en soledad, en pareja, con amigos o con toda la familia. Porque este balneario que durante el año no tiene muchos habitantes, en verano se transforma en un mundo de gente que pulular por todos lados en pos de pasarla bien.

Para ir en enero a Pinamar hay que preparar todo con anterioridad: hay que ir un tiempo antes y buscar un departamento cómodo o una casa, según los presupuestos con los que uno cuenta. Hay cosas caras, por supuesto, porque es un lugar muy top de la provincia de Buenos Aires.  Pero también hay espacios accesibles.

Luego, juntar las ganas y planear la manera para estar bien. Para ello también está bueno reservar una carpa en alguno de las decenas de balnearios que se extienden por su cordón playero. De esta forma, ya asegurado un spot en la arena, podemos tomar sol y bañarnos durante el día.

A la noche, está bueno descansar un poco y prepararse para salir. Se puede comer en alguno de los cientos de restaurantes que verano tras verano abren en las calles principales como Bunge y Libertador (centro neurálgico). Después, están los boliches bailables que abren hasta tarde y nos garantizan diversión.

Vacaciones y deportes en Pinamar

Pinamar es uno de esos lugares de veraneo que se prestan para pasarla bien en la playa y al mismo tiempo tener una agenda completa de actividades fuera de la arena, lejos del mar y las olas (pero con el sonido de las olas cerca, como para no extrañar; por otraparte, ¡practicaremos deportes acuáticos también!).

Es que en Pinamar hay muchas opciones para los amantes del deporte, sea cual sea el que se practique. Un día normal en este lugar de la costa bonaerense puede comenzar temprano, con una pequeña salida a correr por la playa, precisamente, ya cuenta con un corredor muy extenso que recorre médanos y casas lindas a orillas del mar.

Ok, entonces sí, después nos metemos al mar por la mañana. Un rato. Porque antes del mediodía, y antes de que caliente el sol demasiado nada mejor que un partido de tenis en algunos de los clubes que rodean la ciudad.

Tras el almuerzo (y porqué no la siesta reparadora) es hora de volver a la playa ahora sí, para hacer algo en el mar, como un poco de kite surf. Si cuando cae la tarde todavía seguimos con ganas, nos podemos prender en algunos de los muchos picados que tarde a tarde se desarrollan por ahí.

Sabemos que el verano 2013 en Pinamar nos depara, por otra parte, diferentes espectáculos deportivos para presenciar. La agenda de vacaciones de verano en Pinamar incluye torneos de golf, muestras de fútbol playa, partidos de tenis y hasta demostraciones de polo, playero y del clásico.

Como se ve, hay de todo para hacer en Pinamar este verano. Es momento de elegir, entonces, qué es lo que queremos hacer.

Vacaciones de invierno en Mar de las Pampas

El invierno pasado planeaba irme a esquiar pero tenía pocos días de vacaciones y no contaba con suficiente dinero como para hacerlo. Por eso, opte por ir unos días de vacaciones de invierno a Mar de las Pampas que me quedaba mucho más cerca. La mayoría relaciona este lugar únicamente con el atractivo de la playa que solo se puede disfrutar en el verano. Pero permítanme contarles que esta ciudad, “La pequeña Carilo”, es uno de los centro turísticos más lindo que hay en la costa atlántica de nuestro país y abre sus puertas también en invierno con variadas ofertas.

Mar de las Pampas tiene paisajes lindísimos
Mar de las Pampas es uno de los centros turísticos más atractivos de la Costa Argentina

Las vacaciones de invierno en Mar de las Pampas fueron una de las mejores que tuve. Fui con mi familia y pasamos momentos increíbles. Las cabañas son muy acogedoras, tiene paisajes lindísimos, varios paseos que se pueden hacer tanto en cuatriciclo como a caballo o bien caminando conociendo esta ciudad tan famosa por su gran cantidad de árboles bellísimos.

Podrán encontrar diversos restaurantes de altísimo nivel, casas, departamentos, hosterías con todos los servicios incluidos en los paquetes baratos que ofrecen. Hay lugares de spa, locales de todo tipo y muchas cosas más para disfrutar. Pasar las vacaciones de invierno en Mar de las Pampas es una excelente opción donde hay un montón de cosas para hacer y, sobretodo, descansar con la paz que se trasmite en el lugar.