Por donde anduvo el Papa

Jorge Bergolio, hoy más conocido como el Papa Francisco, vivió en la Ciudad de Buenos Aires. Para quienes deseen conocer más sobre él existen un recorrido turístico: el “Circuito Papal”.

El Circuito Papal, es una actividad totalmente gratuita tanto para los residentes de la ciudad más poblada del país como para los turistas.

Una de las maneras de conocer más sobre el Papa y los lugares relacionados con su vida es a través de un paseo en bus. Para hacer esta actividad, tenes que inscribirte porque los cupos son limitados. Este recorrido se hace los sábados y domingos. También durante los feriados.

Existen alternativas a pie… Una de estas visitas guiadas tiene como punto de encuentro la Basílica San José de Flores. La cita es todos los jueves a las 15:00 horas. Durante una hora y media, guías de turismo brindan información sobre la Basílica, la Plazoleta y la escuela a la que asistió el Papa.

Los martes a las 15:00 horas parte otro circuito desde la Catedral del barrio de Monserrat, también a cargo de guías que cuentan detalles para hacer más enriquecedora la actividad.

El recorrido papal es gratuito, hay varios días en los que se puede ir, se hace en bus o caminando… no hay excusas para perdérselo!

Recorriendo Buenos Aires III

Los atractivos que posee una interesante ciudad como Buenos Aires son múltiples. Presentes en cualquiera de los barrios que la componen, generan y posicionan a la ciudad como una de las más importantes del mundo. Eventos culturales, festivales y recorridos proponen alternativas a la agenda del turista.

Historia y lectura se combinan en la famosa “Manzana de las Luces”, un sector de la ciudad bautizada con ese nombre por el periódico “El Argos” debido a las instituciones intelectuales que allí se encontraban. Esta manzana se encuentra entre las calles Bolivar, Moreno, Alsina, Avenida Julio A. Roca y Perú. Aquí, están ubicados el Colegio Nacional de Buenos Aires, la Iglesia de San Ignacio, el antiguo edificio de la Universidad de Buenos Aires, entre otros.
Con respecto a su nombre, se ha explicado que corresponde al término de  “Manzana de las ideas”, debido a que allí se gestaron una gran diversidad de ideas históricas.
Actualmente, es uno de los principales museos de la ciudad, donde se utilizan los espacios para realizar exposiciones artísticas. Hay un lote que se encuentra vacío, donde anteriormente se ubicaba la Facultad de Ingeniería. Además, está la sede de Comisión Nacional de Museos y Monumentos y Lugares Históricos (CNM)  y el Centro Nacional del Patrimonio (CNP).

En el año 2011, ha cumplido sus 350 años. Recomiendo que realicen una visita guiada, logrando hacer una viaje por el tiempo hacia uno de los sitios más destacados de la ciudad.

220px-Manzana_de_las_Luces_vista_desde_arriba

Destinos culturales de Argentina

Una de las tantas modalidades de turismo que existen es el turismo cultural. Para los interesados en esta práctica a continuación se mencionan dos importantes ciudades.

Una de las principales ciudades con varios atractivos culturales es la Ciudad de Buenos Aires donde pueden recorrerse numerosos barrios cargados de historia y cultura. Uno de los más representativos es el barrio de San Telmo donde es posible disfrutar de espectáculos callejeros de Tango y comprar antigüedades. En la Ciudad de Buenos Aires otros sitios para los interesados en el turismo cultural son sus Museos, teatros entre los que se destacan el Teatro Colón y el Teatro Cervantes, la Manzana de Las Luces  y edificios históricos como el Cabildo.

Otra de las ciudades con una completa oferta cultural es la ciudad de Rosario. La capital santafesina es considerada como una cuna de Artistas por las personalidades que allí crecieron como Fontanarrosa y Libertad Lamarque. Existen en esta poblada ciudad varios teatros de importancia como La Comedia y el Auditorio Fundación Astengo.  Es posible recorrer varios museos en Rosario como el de Bellas Artes, el de Arte Contemporáneo, el Museo de Historia, el de Ciencias Naturales y el de Arte Decorativo.

En Argentina existen varias propuestas culturales con importantes propuestas. Dos de las ciudades más recomendadas para los turistas interesados en la cultura son la Ciudad de Buenos Aires y Rosario

El Teatro Colón

Uno de los teatros de ópera más importantes del mundo por su trayectoria, tamaño y acústica es el Teatro Colón de la Ciudad de Buenos Aires. Tiene probablemente la mejor acústica gracias al formato de herradura que posee la sala, a los materiales y revestimientos

El Teatro Colón fue inaugurado en el año 1908, tiene una superficie de 58 mil metros cuadrados y una capacidad para más de dos mil espectadores en su sala principal. Ha sido restaurado en varias ocasiones para mantener su estilo original.

Dentro del imponente Teatro Colón se destaca su araña de bronce bruñido y la cúpula de la sala principal la cual está decorada por murales.

Forman parte del Teatro Colón el Salón Dorado el cual es utilizado para conciertos, exhibiciones y conferencias. Es uno de los ambientes más lujosos del teatro con columnas talladas, espejos, arañas y muebles franceses.

Este espacio emblemático de la Capital Federal puede ser visitado cualquier día ya que abre de lunes a lunes inclusive los días feriados. Para quienes deseen conocer más sobre la historia y arquitectura del lugar, existen visitas guiadas.

El Barrio Boedo de la Ciudad de Buenos Aires

Uno de los barrios de la Ciudad de Buenos Aires evocado en numerosos tangos es el Barrio de Boedo. Este barrió nació como un típico lugar del proletario del sur de la Ciudad de Buenos Aires y cobró importancia como consecuencia de la aparición de la litera social.  Recorrerlo es rememorarse al pasado para contemplar antiguas casas que contrastan con modernos barrios de la Capital Federal.

Boedo presenta espacios verdes con añejos árboles que fueron testigos de la historia del lugar. Uno de los espacios verdes más representativos es la “Placita de los Vecinos”.

Para completar el recorrido por el Barrio de Boedo una alternativa es tomar algo en alguno de sus bares y cafés. Entre los más destacados se encuentran el Café Dante famoso por que allí se reunían los jugadores del Club San Lorenzo, el Café El Capuchino y el Café Cultural “Bien Bohemio”. Por este último café pasaron una gran cantidad de voces del tango.

Boedo es un barrio con historia, quienes paseen por la Ciudad de Buenos Aires no deben perder la oportunidad de ir y conocer más sobre la historia de este sector tan característico de la Capital Federal.

Casa Nacional del Bicentenario

La Casa Nacional del Bicentenario es un centro cultural ubicado en la ciudad de Buenos Aires en el barrio de Recolecta. El mismo fue inaugurado dentro del marco del Bicentenario de la Revolución de Mayo.

Se instaló La Casa Nacional del Bicentenario en dos edificios gemelos unificados en su parte interna, los cuales fueron construidos en el año 1913.

La Casa del Bicentenario posee una planta baja y tres pisos comunicados por ascensor y escalera.

En el hall de la Casa Nacional del Bicentenario se halla una librería especializada. También existe un espacio en cuyas paredes se proyecta una videoinstalación denominada Muchas Voces Una Historia la cual relata la historia de la Argentina desde 1910 a 2010 a través de fotografías, filmaciones y músicas.

En los pisos superiores de la Casa Nacional del Bicentenario se encuentran salas de exposiciones temporales, microcines, salas de conferencias, el canal educativo Encuentro, oficinas, archivo digital, entre otras cosas más. Vale la pena dedicar una tarde para conocer este espacio nuevo de la Ciudad de Buenos Aires llamado la Casa Nacional del Bicentenario.

Avenida Corrientes

Una de las avenidas más conocidas de la Ciudad de Buenos Aires es la Avenida Corrientes. Se la conoce como la calle que nunca duerme por su atractiva vida nocturna y bohemia.

Sobre la Avenida Corrientes se levantan bares, teatros en los cuales se acuñó el tango.

Se trata de un verdadero polo de entretenimiento con espectáculos artísticos, culturales, librerías que permanecen abiertas hasta altas horas de la noche, confiterías, pizzerías y mucho más.

En la Avenida Corrientes hay negocios de todo tipo como así también diversos estilos arquitectónicos que van del academicismo, al divertido art nouveau, neogótico, francés bornónico e incluso a los rascacielos modernos.

Se la puede recorrer a pie, en bus, auto o subte. Pero su recorrido es muy extenso… 8, 6 kilómetros forman parte de la Avenida Corrientes. Varios son los cruces que posee, aproximadamente 70. Uno de los cruces más conocidos es el que tiene  con la famosa Avenida 9 de Julio donde se halla el ícono de la Ciudad de Buenos Aires, el Obelisco.

A la hora de viajar o pasar por la Ciudad de Buenos Aires, una de las avenidas que no pueden obviarse es la famosa Avenida Corrientes.

La Avenida Alvear

Una de las calles más distinguidas de la Ciudad de Buenos Aires es la Avenida Alvear. Se trata de una arteria comercial ubicada en los barrios de Recoleta y Retiro. En tal solo siete cuadras de largo, extensión de la Avenida Alvear, es posible ver numerosos locales y edificios de singular belleza arquitectónica.

Sobre la Avenida Alvear se encuentra el edificio correspondiente a la Embajada de Brasil y el Palacio Concepción Unzué de Casares, en la actualidad funciona como sede del Jockey Club Argentino.

Otros edificios emplazados sobre la Avenida Alvear son la Nunciatura apostólica, el Palacio Duhau donde funciona un importante hotel, la Secretaria de Cultura y uno de los hoteles más prestigiosos de la Ciudad de Buenos Aires.

Recorriendo la Avenida Alvear, puede notarse que el estilo predominante es el academicismo francés. Es posible ver y fotografiar edificios que constituyen a verdaderos palacios. La mayoría de ellos fueron construidos entre 1880 y 1920.

Otra de las postales imperdibles de fotografiar en la Avenida Alvear, es el Palacio Ortiz Basualdo donde se encuentra la embajada de Francia.

Para completar el paseo por la Avenida Alvear es tan interesante como entretenido visitar las galerías y locales comerciales.

La Redonda de Belgrano

La Redonda de Belgrano es el apodo que recibe la Iglesia de la Inmaculada Concepción. El motivo de este sobrenombre es por su planta de forma circular y por encontrarse en el barrio de Belgrano de la Ciudad de Buenos Aires.

La Iglesia de la Inmaculada Concepción o la Redonda de Belgrano es uno de los edificios que se encuentran alrededor de la Plaza Manuel Belgrano. Esta Plaza es conocida también como Plaza Juramento. Tiene la particularidad de ser una de las iglesias más antiguas, ya que fue construida en los años 1860.

Otra característica de la Redonda es que en ella se desarrollan actividades. Tienen lugar en este espacio los Grupos Juveniles quienes practican diversas actividades lúdicas. Los grupos se encuentran todos los viernes en la Redonda a la tardecita. Los jóvenes suelen organizar retiros y campamentos. Dentro de la Redonda también funciona un servicio de asistencia a familias y un comedor.

Además de visitar la Redonda de Belgrano, puede complementarse el paseo visitando el Museo Sarmiento. Otros puntos interesantes cercanos son la Avenida Cabildo una de las más tradicionales del barrio de Belgrano y Barrancas de Belgrano.

Floralis Genérica

La ciudad de Buenos Aires tiene muchos sitios para visitar, esculturas, monumentos, concurridas avenidas, calles comerciales, shoppings, espacios verdes, entre otras cosas.

Una de las postales más buscadas por los turistas que viajan a la ciudad de Buenos Aires es la Floralis Genérica.

En la Plaza de las Naciones Unidas se encuentra una estructura metálica muy llamativa, se trata de la Floralis Genérica.

La estructura fue inaugurada en el año 2000 con materiales que fueron provistos por empresas de aeronaves. La Floralis Genérica fue obsequiada a la ciudad de Buenos Aires por el arquitecto Eduardo Catalano.

Una de las características que tiene la Floralis Genérica es su sistema eléctrico que abre y cierra automáticamente los pétalos de acuerdo a la hora del día. Al presentarse vientos fuertes, el mecanismo produce que la Flor se cierre.

La Floralis Genérica se abre todas las mañanas y se cierra al atardecer. Pero existen cuatro noches que por ser especiales los pétalos de la Floralis Genérica quedan abiertos, esto sucede el 25 de mayo, el 21 de septiembre el 24 y 31 de diciembre.

Si estás en la ciudad de Buenos Aires, una de las tantas cosas que no podes perderte es la Floralis Genérica.