San Miguel de Tucumán

La ciudad se asienta casi en las laderas de las montañas del Aconquija- una extensión de la precordillera frontal a los Andes que corresponde al sector más septentrional de las Sierras Pampeanas y a orillas del muy importante río Salí. Aunque el Gran San Miguel de Tucumán se extiende por diversos niveles de terreno: desde los llanos y bajos de La Banda del Río Salí al este, hasta los elevados y fragosos del elegante departamento de Yerba Buena en donde prosperan fácilmente coníferas europeas en el oeste.

Muy reconocido como “El Jardín de la República”, San Miguel de Tucumán es una localidad que tiene una particularidad de actuar de modo de fusión entre el pasado y el presente donde la colonial urbe llana y baja y convive con un ágil crecimiento que moderniza a la ciudad. Su clima es subtropical con una temporada invernal fresca, aunque no llega a nevar. Los veranos son calurosos, aunque moderados por la altitud y por los frecuentes frentes fríos que trae el pampero, proveniente de la Antártida. Montañas, llanuras, montes, selvas, y hasta desiertos componen a San Miguel, un lugar dónde el turismo se desarrolla en todas y cada una de sus estaciones. Un cálido lugar para disfrutar de las vacaciones de verano en familia y contemplar las maravillas de estos paisajes únicos llenos de colores debido a sus espacios verdes, cielo azul, flores de todos los colores y el estilo colonial de su infraestructura.

Muy reconocido por las universidades como la Universidad Nacional de Tucumán y también la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Tucumán. San Miguel de Tucumán ofrece muchos servicios desde alojamientos como puntos gastronómicos hasta vida nocturna. Un lugar ideal para visitar en las vacaciones de verano.

 

Ideal para recorrer y apreciar estas vistas.
Ideal para recorrer y apreciar estas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *