Fiesta nacional de la noche más larga

La región de la Patagonia tiene una gran diversidad de atracciones para turistas de todo el mundo. Es por eso que miles de personas visitan el sector del “fin del mundo” cada año para darse grandes gustos.
En junio viajé hacia Ushuaia, capital de Tierra del Fuego, para conocer la ciudad, esquiar y pasar unas excelentes vacaciones de invierno. De paso, presenciar la famosa fiesta local de la noche más larga. La misma se celebra todos los 21 de junio de cada año.

La fiesta se realiza en toda la ciudad, prácticamente.  Se hacen eventos en los polideportivos, centros de jubilados, centros culturales, museos, restaurantes, pubs, etc. Se produce, justamente por la fecha, durante el solsticio de invierno. Se extiende durante tres días, desde el 20 hasta el 22 de junio y se realiza desde 1986.

Durante estos días, vimos participar a varios artistas nacionales y locales, quienes realizan espectáculos musicales, teatrales, de pintura, de escultura en hielo y nieve, etc.
Es importante destacar que se celebran dos rituales: el de la quema de obstáculos e impedimentos, donde los obstáculos más grandes de los visitantes son quemados en una gran fogata, y la marcha con antorchas, donde se hace una caminata por la bahía Encerrada, que termina con un espectáculo de fuegos artificiales.

Por los escenarios pasaron el coro polifónico, el estudio coreográfico Ushuaia y Nievas Project. También hubo varias bandas locales de rock.
Otra cosa para destacar el la relevancia que se le brinda al sector gastronómico. De lujo.

Es una gran fiesta, en una ciudad increible. Del fin del mundo.

 

Ushuaia en invierno, durante la fiesta nacional

 

 

Puntos de interés a visitar desde Ushuaia

La capital de Tierra del Fuego, Ushuaia, cuenta con varios paseos y excursiones de interés.

Entre los paseos y excursiones se destaca El Parque Nacional Tierra del Fuego que protege  la porción más austral de bosques subantárticos y una muestra de los ambientes de las costas marinas del Canal de Beagle. Existe una excursión de aproximadamente unas tres horas de duración que consiste en navegar por este canal. El catamarán se acerca a varias islas en donde habitaban lobos marinos, gaviotines y pingüinos. Además está contemplada en esta excursión la visita al Faro Les Eclaireus.

Otros imperdibles que tiene Ushuaia son sus museos. El Museo del Presidio donde funcionó un antiguo penal y el Museo Marítimo que funciona en instalaciones del ex presidio. Este museo expone maquetas navales, fotos y anécdotas. También puede visitarse en el predio de el Museo marítimo una réplica en tamaño real del Faro del Fin del Mundo el cual se encuentra en la Isla de los Estados.

Un paseo para dedicarle un día completo es el de Harberton, la primera parada consiste en visitar la Isla Martillo para ver una colonia de pingüinos magallánicos. Luego la excursión continúa a la estancia Harberton donde se puede conocer el Museo Acautushún.

Es conocida Ushuaia por el famoso Tren del Fin del Mundo que atraviesa escenarios naturales y también recorre el trayecto que realizaban anteriormente los presos.

Para conocer bien todos los atractivos y puntos de interés turístico que tiene la capital de Tierra del fuego se aconseja planificar un viaje como mínimo de 4 días. Para quienes estén interesados en realizar un recorrido en el mítico tren se aconseja consultar los horarios ya que si bien funciona todo el año, los horarios varían según la temporada.

La ciudad más austral del mundo Ushuaia

Caracteriza a Ushuaia ser la ciudad más austral del mundo y ser además la capital de la provincia más joven de la Argentina.

La ciudad de Ushuaia  conocida como la ciudad del fin del mundo es un destino elegido por turistas de diferentes nacionalidades.Por su condición de ciudad turística tanto a nivel nacional como internacional posee una adecuada infraestructura turística con una gran oferta hotelera y gastronómica.

Ushuaia llama la atención por sus frondosos bosques de lengas, montañas, valles y lagos que hacen de la ciudad un destino ideal para estar en contacto con la naturaleza. Una de las principales atracciones que tiene esta austral ciudad es la posibilidad de navegar por canalaes fueguinos donde se puede obtener una perspectiva distinta de la ciudad además de contemplar las aguas de colaración azul intenso rodeado de aves marítimas.

Ushuaia cuenta con el famoso atractivo del Tren del Fin de Mundo. Este tren permite realizar un recorrido cruzando un paisaje de bosques muertos con árboles que parecen fantasmas, ríos y hace también una parada en una cascada.

Otros imperdibles que tiene Ushuaia son recorrer la Calle San Martín la cual es la calle principal donde se concentra la oferta gastronómica y negocios en donde se pueden adquirir productos libres de impuestos a la vez que también pueden conseguirse productos regionales y visitar el Museo de las Maquetas. En el Museo de las Maquetas puede conocerse como vivían los antiguos pobladores de esta tierra.

La austral capital fuegina combina escenarios naturales con historia y otorga a su visitantes un certificado que deja constancia de haber estado paseando por el fin del mundo.

Ushuaia: fin del mundo, principio de todo

El verano en el sur es, sin duda, una de las opciones más acertadas. Si las vacaciones son familiares, mejor. Y si se viaja al “fin del mundo”, mejor aún. Capital de la provincia de Tierra del Fuego, tiene 57.000 habitantes y es el lugar elegido para los amantes del cordero, del esquí y de cualquier actividad realizada al aire libre. Esta ciudad presenta un gran cantidad de ríos (río Olivia es el de mayor tamaño), lagos (como la laguna del Diablo, donde se realiza patinaje sobre hielo) y glaciares (como el Martial). La ciudad me pareció fantástica, todo lo que ofrece, como el Complejo invernal Martial, el Cerro Castor (la temporada para esquiar es desde julio a octubre y cuenta con 24 pistas de esquí) y el Solar del Bosque. Otro lugar para no perderse es el Tren del Fin del Mundo, donde una locomotora te lleva a recorrer caminos muy lindos y a conocer reducidamente la historia de esta hermosa ciudad. El Parque Nacional también es un lugar digno de conocerlo y de caminar por los bosques andinos y conocer el Canal Beagle.

Es esencial para un viaje a este destino estar dispuesto a realizar todo tipo de actividades al aire libre. En este viaje hice Trekking, Cabalgatas, Bicicleteadas, Paseos en 4×4, Rafting y Canopy, entre otros. Si son un grupo, recomendable contratar una agencia de viaje y definir actividades.

De noche, uno de los paseos que realicé fue el tour guiado por la ciudad, visitando lo que fue la cárcel del Fin del Mundo (hoy un museo) y conocí la historia de personajes vinculadas a la historia del lugar, como el “petiso orejudo”, considerado como uno de los mayores asesinos de la historia argentina. Para comer, el restaurante La Estancia ofrece una comida de primera calidad (no dejar de probar el cordero). En fin, es una ciudad para no dejar de visitar.

 

El penal de Ushuaia, su origen

Desde 1904 a 1947 la cárcel más importante de Argentina se encontraba ubicada en Ushuaia. Allí, el clima y el aislamiento geográfico le agregaban un castigo adicional a la vida presidiaria. La dureza del invierno y a la imposibilidad de escape hacían del penal de Ushuaia un lugar ideal para delincuentes de la más alta peligrosidad. Asimismo, varias veces fueron trasladados detenidos políticos a ese lugar. Hoy en día, el predio se convirtió en museo. Su visita constituye un verdadero viaje en el tiempo para conocer un lado bien interesante de la historia nacional.

La construcción del penal la llevaron a cabo los mismos presos en 1902 e implicó un trabajo arduo, además de causar muertes debido a un desastroso motín que terminó en fracaso. Finalmente, los delincuentes fueron encerrados entre las paredes de su propia creación. En su momento de mayor auge la cárcel alojó a los 540 presidiarios y 250 guardias, por lo que alcanzó a tener cinco pabellones dispuestos en estrella. Las celdas se hicieron de cuatro metros cuadrados con paredes de 60 centímetros de grosor. Hoy una de esas alas se mantiene intacta desde el cierre del penal, sin calefacción aún ni remodelaciones posteriores que se hicieron en el resto del edificio. Los visitantes pueden entrar para ver y sentir las condiciones de vida de los presos en esa época, una experiencia impactante.

Los presos recibían allí educación primaria y realizaban talleres, además de hacer trabajos para cubrir las necesidades del presidiario como talar árboles o llevar a cabo obras públicas para la ciudad en construcción. La cárcel constituyó uno de los principales motores de la actividad económica de Ushuaia, sin embargo fue clausurado por órdenes del presidente Juan Domingo Perón en 1947 y entregado a la Fuerzas Armadas que convirtieron el predio en una base naval. En 1994 pasó a ser un museo.

La ciudad más austral del mundo

En octubre de 1884, Augusto Lasserre fundó en la bahía de Ushuaia frente las costas del Canal de Beagle y rodeada por la cadena montañosa Martial lo que luego se convertiría en la capital de Tierra del Fuego, además de un importante puerto y un gran destino turístico. Como peculiaridad se puede resaltar que Ushuaia es la única ciudad argentina del lado oeste de los Andes y por tanto también la única que tiene contacto con las aguas del Pacífico. Además, Ushuaia es la ciudad más austral del mundo llamado por ello también como el fin del mundo.

En el centro de la ciudad al igual que Buenos Aires, Ushuaia posee un Obelisco en la famosa Plaza Cívica 12 de octubre que conmemora su fundación. El origen y la historia de Ushuaia son fascinantes. Se remitan a una época en la que los únicos habitantes de la ciudad eran presidiaros. Visite los museos de Ushuaia y descubra también sobre los indígenas que vivían allí. Asimismo, en su recorrido no puede faltar la visita al Museo Marítimo y del Presidio de Ushuaia, donde podrá entrar al edificio de piedra que era la antigua cárcel de reincidentes. Es una experiencia escalofriante que lo llenará de adrenalina y disparará su imaginación.

Conozca esta ciudad tan distintiva y única. Desde la Avenida 18 de septiembre podrá admirar una buena vista de la ciudad, de toda la Bahía de Ushuaia y del Parque Industrial ahora en retroceso debido al avance de barrios residenciales. Le recomiendo también gozar de la vista nocturna que Usuahia ofrece desde este punto.

Tren del Fin del Mundo

Hacia el Oeste por la Ruta 3, a ocho kilómetros de la ciudad, en el Valle del Río Pipo, se encuentra el Camping Municipal, equipado con un quincho, fogones y juegos para niños para que las familias puedan gozar de un amplio espacio de recreación. Además, en esta zona se ubica el Golf Club de Ushuaia, así como los centros de actividades hípicas. Estas son actividades de verano únicamente.

En cambio, a 200 metros del Camping Municipal se encuentra la Estación del Fin del Mundo del Ferrocarril Austral Fueguino con el cual se puede realizar una pintoresca excursión cuyo recorrido se puede hacer tanto en verano como en invierno. He viajado en el tren en las dos estaciones y le puedo asegurar que ambas experiencias son enriquecedoras. En verano, se puede observar mucho más y es más históricamente interesante, pero obviamente en invierno la nieve le agrega un encanto especial a este atractivo turístico recubriendo todo el paisaje de blanco.

El Tren del Fin del Mundo es de trocha angosta y está impulsado por máquinas de vapor haciendo del recorrido un viaje en el tiempo a la época donde por esas mismas vías andaba el antiguo del tren de los presos. Antes de ser una ciudad poblada como hoy y tan visitada por el turismo por su enorme encanto, Usuahia era el mayor centro presidiario de la Argentina. Allí, los presos permanecían en la cárcel únicamente de noche, mientras durante el día se los llevaba con el tren a talar árboles. Aún hoy hay vestigios de esa actividad, así como también en la ciudad el antiguo presidiario es hoy un museo, el cual realmente recomiendo visitar.

Con esta excursión se recorren siete kilómetros de bosques fueguinos y se llega finalmente a la otra estación de tren, ubicada dentro del Parque Nacional Tierra del Fuego. En la estación Parque podrá bajarse para sacar fotografías y, si desea, podrá realizar varios senderos cortos para conocer la flora y la fauna autóctona. Pero recuerde antes consultar los horarios de vuelta del tren para poder regresar nuevamente a la estación Fin del Mundo cerca de la ruta 3 y el Camping Municipal.

Turismo Aventura en Ushuaia

La mayoría de las excursiones se realizan saliendo de Ushuaia por la Ruta 3 hacia Río Grande ya que sobre ese recorrido se encuentran los centros turísticos que organizan dichas excursiones y desde allí se bifurcan los caminos que llevan a los puntos naturales, paisajes dignos de verse.

El primer camino a la derecha desde la ciudad desciende hasta la Estación de Piscicultura y cruza un puente sobre el Río Olivia. Allí se podrá detener por un momento y apreciar la Cascada del Río Olivia, así como la vieja represa que antiguamente servía para generar energía. Continuando se accede a la Playa Larga donde podrá disfrutar de la increíble vista y el aire de mar. Si es de los intrépidos y le tocaron días de mucho calor podrá incluso bañarse en el Canal de Beagle.

Un poco más adelante por la Ruta 3 por un camino hacia la izquierda se recorre un trecho del costado derecho del Arroyo Grande hasta llegar al Valle de Andorra. Podrá estacionar y desde allí parte un sendero que tras unos minutos de caminata le permitirá admirar unas pequeñas cascadas del Arroyo Grande.

Avanzando más por la Ruta 3 ya dejando atrás el puesto policial, podrá conocer otros atractivos naturales como las Ermitas de la Virgen de Lourdes y San Cayetano, el majestuoso Monte Olivia y la Cascada Velo de Novia. En muchos podrá descansar mientras se sienta a disfrutar del día soleado en Tierra del Fuego.

La Ruta 3 se vuelve cada vez más sinuosa llegando al Lago escondido y comienza a atravesar bosques, turbales y valles. Allí se ubican un buen número de paradores y centros recreativos, distribuidos a ambos lados del camino. Averigüe todas las excursiones que puede hacer allí. Hay desde caminatas con guía a pie a caballo o con 4×4 hasta caminatas con raquetas o trineo con perros en invierno por ejemplo. También ofrecen comida en las múltiples confiterías, restaurantes o asadores. Le recomiendo comer en Las Cotorras donde podrá gozar del más rico cordero al asador, una comida típica de la Patagonia, y encima ¡tenedor libre!

Invierno en Ushuaia

Si es un amante del esquí, en sus próximas vacaciones de invierno, le recomiendo conocer Ushuaia, sin duda la mejor opción para esta práctica deportiva, pero un destino no muy conocido aún.

La pista de esquí Wolfang Wallner del Club Andino Ushuaia se inauguró en los años 70  y se ubica en la parte inferior de los montes Martial. Originariamente quedaba fuera de la ciudad pero debido al crecimiento que vivió Ushuaia desde entonces, actualmente la pista se encuentra prácticamente dentro de ella. Por ello, se puede ver la pista desde cualquier punto de la ciudad y, lo más importante, se puede esquiar únicamente durante un período corto del año porque se dificulta la formación de nieve. La pista tiene 859 metros de extensión y posee una pendiente promedio de 30 grados, además de un telesquí para 300 personas.

Otro atractivo turístico en la cercanía es el Glaciar Le Martial al cual se accede mediante una aerosilla. Para tomarla se debe llegar al fin de un camino pavimentado de siete kilómetros que parte de la ciudad. Este recorrido es en trepada y pasa delante de varios importantes lugares de servicios turísticos como por ejemplo la Confitería Miralejos, el Hotel Las hayas, el restaurante Chez Manú, el Hotel del Glaciar, la casa de té La cabaña y varios grupos de cabañas o bungalows. También se ubica allí la pista de esquí de fondo Francisco Jerman, que corre paralela a la aerosilla y constituye otra opción de práctica de esquí alpino entre las cercanas a la ciudad.

Excursiones marítimas en el Canal de Beagle

Ushuaia es una ciudad portuaria muy importante ya que constituye el punto estratégico más austral de la Argentina. Desde allí parten grandes buques científicos y de turismo hacia la Antártida por ejemplo. Además, al lado del puerto, hay un Muelle Turístico desde donde salen las embarcaciones marítimas por el Canal de Beagle. Entre otros se pueden visitar la Isla de los pájaros, la Isla de los Lobos, el Faro Les Eclaireurs e los Islotes Bridges dentro de las opciones más cortas. En cambio, otras más largas visitan la Isla Martillo, así como también Estancia Harberton y Puerto Williams, ya en Chile. Si averigua bien por ahí podrá conseguir una embarcación que navegue a la Isla de los Estados y de una vuelta al Cabo de Hornos y los Canales Fueguinos, un recorrido de lo más interesante.

Conocer Ushuaia por vía marítima es una experiencia obligada cuando visite esta ciudad porque mientras realice la excursión podrá conocer la fauna típica de la región. Por ejemplo, en la Isla de los lobos vive una gran colonia de lobos de mar de un pelo, una de las pocas que hay en Tierra del Fuego. Asimismo, en la Isla Martillo se encuentra una pingüinera. El Faro Les Eclaireurs es además un atractivo turístico importante de Usuahia. Ubicada en una isla frente a la costa de Ushuaia, el faro suele aparecer en la mayoría de las postales de esta hermosa ciudad.

No se pierda la oportunidad de viajar a Ushuaia y disfrutar del viento en la cara, del mar y del paisaje mientras navega por el famoso Canal de Beagle.