Una isla cercana a Colón: Isla de los Hornos

La ciudad enterriana de Colón, tiene una interesante excursión que consiste en visitar la Isla de los Hornos. Desde la costanera salen catamares que permiten llegar a la Isla de los hornos. Tanto el trayecto de ida tanto como el del vuelta permiten apreciar el paisaje del lugar sobre las aguas cálidas y transparentes del río Uruguay. Los servicios en temporada alta son diarios, mientras que en temporada baja solo hay salidas los fines de semana.

Isla de los Hornos, se trata de un sitio que posee una excelente playa donde se puede disfrutar de un agradable día sin demasiada cantidad de gente alrededor. Es ideal para quienes desean descansar en lugares no congestionados, o para quienes buscan una experiencia distinta. Existen servicios de sombrillas y un lugar donde comprar bebidas y algo de comer.

En la Isla de Los Hornos, se puede apreciar la vista del río Uruguay, refrescarse en las cálidas aguas y aprovechar el silencio para descansar, relajarse o leer un libro. La extensión del lugar permite para los más inquietos dar un prolongado paseo.

Luego de pasear por la isla, se puede completar el día recorriendo el centro de colón y por la noche en febrero, se puede asistir a la Feria Nacional de la Artesanía que se realiza en el Parque Quiróz. La feria reúne a cientos de artesanos de todo el país que exhiben sus artesanías, en el predio también hay servicios de restauración y pueden escucharse recitales de artistas famosos.

Colón: ciudad turística y puerta de entrada a varios paseos y excursiones

Colón es una ciudad turística de la provincia de Entre Ríos,  puerta de entrada para visitar el Parque Nacional El Palmar.

El Parque Nacional El Palmar, ubicado a 50 km de la ciudad de Colón, se caracteriza por sus numerosas palmeras yatay, algunas de ellas datan de más de 800 años. En este espacio verde también puede apreciarse una antigua calera, las aguas cristalinas de los arroyos y varias especies de animales, entre ellos los loros.

Colón ofrece una extensa costanera en donde existen varios balnearios en donde tomar sol y refrescarse en el cálido río Uruguay. En estas playas se realizan deportes naúticos y pesca deportiva.

Otra opción turística de Colon, son las termas.  Cercana a esta localidad se encuentran las Termas de San José y las de Villa Elisa. Constituyen complejos equipados dónde se puede pasar todo el día aprovechando los servicios de restauración.

En la cercana ciudad de San José, se puede visitar la residencia de Urquiza, más conocida como el Palacio San José.

Otros paseos a realizar desde Colón son, visitar la ciudad uruguaya Paysandú a la que se accede desde un puente internacional y visitar el Molino de Forclaz un testimonio de gran importancia de la colonización del litoral argentino. En las cercanías de Colón, también encontramos el pueblo de Liebig  un interesante núcleo urbano de una firma inglesa que se había instalado en el lugar.

La ciudad de colón, es un agradable lugar para vacacionar que incluye la posibilidad de realizar varios paseos y excursiones a lugares cercanos.

Viajando al Carnaval de Gualeguaychú

Nos situamos en la capital del carnaval del país al cual recurren miles de personas los “febrero” de cada año. Personalmente, opino que es un lugar estupendo para viajar con un grupo de amigos, descansar unos días en algún camping de la zona y disfrutar de las comparsas. Y así armé mi viaje.

Gualeguaychú es una ciudad pequeña, ubicada en la provincia de Entre Ríos, al noreste del país, limitando con Uruguay. El principal motor de la economía es generado por el turismo, donde en el mes de febrero Gualeguaychú pasa a ser una ciudad colmada de jóvenes y familias de todas partes del país y de otros países, quienes desean concurrir al Carnaval.

Me habían dicho que la costa de Gualeguaychú es estupenda, así que estuve disfrutando de las playas, ya que posee una gran cantidad de balnearios, como Balneario Norte, Costa Azul, El Salto, entre otros.

Luego, estuve en el Corsódromo donde se realiza el carnaval más grande en Argentina durante enero, febrero y el primer sábado de marzo. La entrada cuesta $120 en las tribunas populares y $160 en las tribunas de cemento. Elegí una de las gradas del costado y disfrute una noche de verano con varias cervezas en la mano.

El Corsódromo fue inaugurado en 1997 y cada noche se esperaba una cantidad de 40.000 personas sentadas, contando con tribunas, sillas y una zona Vip. Luego de la comparsa, estuve un boliche por el centro, y terminé mi noche en el camping Puerta del Sol con toda la masa de gente.

Hay una gran diversidad de bungalows, hostels, hoteles y cabañas para quien quería mayor tranquilidad. Pero lo destacado de una buena estadía en esta ciudad es estar bajo el sol, en el agua, siempre con un ritmo intacto y la alegría que merece estar de “carnaval”.

Fin de semana en Gualeguaychú

Gualeguaychú es una excelente oportunidad para escaparse de las responsabilidades de la semana.

A tan solo 239 kilómetros de Buenos Aires y accesible desde cualquier parte del país, Entre Ríos es sede del carnaval más importante del verano, considerado entre los mejores a nivel mundial después del de Río de Janeiro y Venecia. Cada sábado de enero, febrero y el primero de marzo desfilarán doce carrozas y competirán entre sí las comparsas Marí Marí, Kamarr y Ará Yeví que sorprenderán con sus impresionantes vestuarios, ritmo y envergadura de sus carros a los que le dedican tanto trabajo durante el año. Las entradas están desde $120 y menores $25.

Además de vestirse de plumas, la ciudad ofrece entretenimiento para toda la familia. Desde balnearios al pie del Río Uruguay y Gualeguaychú hasta un complejo termal que se ubica a solo 5 minutos del centro. También en Gualeguaychú, se encuentra uno de los Casinos más importantes de Argentina. En esta ciudad entrerriana se pude practicar la pesca de dorado, surubí y tararira y se ofrecen actividades alternativas como el trekking, las aventuras en 4×4 y remo.

Sin duda, Gualeguaychú da garantías de que todo aquél que la visite pasará un excelente y divertido fin de semana. 

 

Fin de semana en Iguazú

Las Cataratas del Iguazú, recién nombradas como una de las siete maravillas naturales del mundo, son el lugar perfecto para ir estas próximas vacaciones.

Debido al extenso territorio, abarcan dos parques naturales. En el lado brasileño, podrán tener las mejores vistas de las cataratas, y si cuentan con tiempo y dinero, podrán alquilar un helicóptero que les hará un tour aéreo por toda la zona.

Del lado argentino, podrán disfrutar de los típicos paseos en gomón por el río. Un cámara estará grabando sus mejores momentos en el trayecto para que, si les interesa, puedan comprar el DVD tras el viaje. También tendrán recorridos guiados en 4×4 por medio del bosque, en donde se les explicará la fauna y la flora autóctonas. Además, el parque natural también cuenta con pasarelas por las que podrán llegar hasta la Garganta del Diablo, uno de los mayores atractivos del lado argentino, con ochenta metros de caída libre.

Si les agarra el hambre, cuentan con una zona de restaurantes dentro de ambos parques naturales con comidas varias y para todos los gustos, así como amplias zonas de pasto para merendar algo y descansar antes de seguir con la excursión. 

Después de un día tan largo, hospedarse en los diversos hostels que ofrece la ciudad es una opción muy interesante si vamos con amigos. Es lo más económico, además de poder conocer más gente que también está de vacaciones. La mayoría de estos hospedajes están cerca de la zona de fiesta, restaurantes… Completamente preparados para la llegada de turistas, cuentan con wifi, zona de ordenadores y, si quieren, el desayuno y la cena estarán incluidos en el precio.

Como es tan grande el territorio por recorrer, recomendamos acercarse un fin de semana largo y así aprovechar los días enteros en una zona y otra de las cataratas. Si no, otra opción es quedarse del lado argentino haciendo canoping en un pequeño torrente de agua y de

Para finalizar, un buen chapuzón en la pileta del hostel y un asadito para cenar, terminarán por culminar el día.spués tirarse en tirolina a más de 6 metros de altura.

Si tenéis pensado hacer una , esta es la mejor época.

Rincón del Socorro

Los Esteros del Iberá despliegan ante los ojos del viajero uno de los mayores espectáculos naturales de la Argentina. Para vivir este ecosistema desde adentro mismo, hospédese en el Rincón del Socorro. Con las doce mil hectáreas, esta estancia se caracteriza por su calidez de la atención y el confort de las instalaciones decoradas con sofisticación y muy buen gusto que harán de su viaje una experiencia apasionante.

El casco principal es una construcción reciclada que mantiene su clásico estilo español del 1800. Posee seis confortables y amplias habitaciones, un living, una biblioteca para uso común, una sala de estar exterior y un comedor. Además, la estancia dispone de tres cómodas cabañas con sala de juegos, piscina y quincho.

La estancia posee también una caballeriza, donde podrá realizar cabalgatas que iniciarán con un rito típico argentino: tomar mate. Realmente memorables son las cabalgatas nocturnas, a la luz de la luna. También podrá adentrarse a la laguna partiendo desde el muelle privado de la estancia.

En la cocina podrá comer exquisitos platos autóctonos preparados con vegetales propios de la huerta orgánica y carnes de animales criados al libre pastoreo. Las frutas llegan al paladar frescas, en postres, dulces o deliciosos jugos. Podrá además deleitarse con un asado en el quincho de techo de paja y paredes de piedra a la sombra de lapachos centenarios. Podrá oír los sonidos de la naturaleza mientras bebe los mejores vinos del país. Tanto los productos de panadería como las pastas también son de manufactura casera.

Rincón del Socorro se compromete en la tarea de recuperación del suelo dañado por antiguas explotaciones agropecuarias y propone a los visitantes a ayudar en este proyecto. Gracias a ello, es posible ver con cada vez más frecuencia ciervos de los pantanos, casi extintos en un momento, pero que hoy pastan libremente en las costas de los esteros.

Los anfitriones, Leslie y Valeria Cook, se asegurarán personalmente que dispongan de toda la información y los medios necesarios para disfrutar una cálida, tranquila e interesante estadía gracias  al confort del establecimiento y la magnífica naturaleza que lo rodea.

Las Cataratas del Iguazú

No encontrará otro sitio en la Argentina que tenga tanta esencia de tranquilidad, paz y armonía con la naturaleza como en Iguazú. Viaje y conozca una de las Siete maravillas naturales del mundo: Las Cataratas del Iguazú. Se encuentran dentro del Parque Nacional Iguazú en la Provincia de Misiones, Argentina y en el Parque Nacional do Iguaçu del estado de Paraná, Brasil. Las cataratas están formadas por 275 saltos de hasta 80 m de altura de los cuales casi el 80% están del lado argentino mientras que un poco más del 20% se ubica en el territorio brasileño. Cerca de ellas se encuentra también la triple frontera con Paraguay.

Es uno de los principales centros turísticos de todo el país. Fueron vistas por primera vez en el siglo XVI por conquistadores españoles al mando de Alvar Núñez Cabeza de Vaca. Llegaron allí a mediados de enero de 1542 marchando desde la isla de Santa Catarina hacia Asunción del Paraguay. Bautizaron aquellas maravillas fluviales como “Salto de Santa María”. Luego se reemplazó por su nombre primitivo Iguazú que proviene de la lengua guaraní y quiere decir “agua grande”. En 1984, la UNESCO las declaró patrimonio natural de la humanidad.

La Garganta del Diablo es un espectáculo especial en esta experiencia. Es el salto de mayor caudal y, con 80m de altura, también el más alto. Se encuentra a tan solo 50m de distancia de Puerto Canoas y se accede a través de las pasarelas. La zona está permanentemente rodeada por densas columnas de vapor que despide el choque del agua con las rocas.

Además de este circuito se puede recorre la selva en un tren ecológico o a pie por senderos que le permiten apreciar algunos animales de la selva subtropical, así como también realizar paseos en lancha bajo los saltos.

Conozca y aprecie a pleno las Cataratas del Iguazú visitando tanto el lado argentino como el brasileño. La mayoría opina que desde Brasil se ven las cataratas, pero que desde Argentina se viven.

Vacaciones en Rosario

Rosario es una ciudad que tiene mucho para ofrecer. Hace poco viaje acá y la verdad quede asombrada por todas las actividades y lugares que hay para visitar. Para los amantes del arte, les sugiero que conozcan el Museo Municipal de Bellas Artes. Tiene obras muy importantes y reconocidas mundialmente. También uno de los lugares que más me gustó de la ciudad fue la Plaza San Martin, un parque verde rodeado por edificios que se destacan por su arquitectura antigua. El Teatro El Círculoes uno de los más lindos del lugar y presentan obras muy entretenidas para toda la familia.

La plaza San Martín es un lindo lugar para pasar el día y disfrutar del sol

La estructura más importante de Rosario, es el monumento a la bandera. Es uno de los más grandes que vi en  mi vida y vale la pena conocerlo. Hay muchos alojamientos para todos los turistas que llegan a visitar la ciudad. Desde hoteles 5 estrellas hasta hostels más baratos. Yo les recomiendo por experiencia que vayan al Hotel Presidente, tiene todos los servicios que puedan necesitar y los mejores precios.

Rosario en invierno

Visita la ciudad de Rosario en invierno

¡Que linda que es la ciudad de Rosario para pasear! A mi personalmente como a muchas mujeres me encanta salir a caminar y mirar vidrieras, y en mi viaje a Rosario pude hacer actividades al aire libre y disfrutar tambien de los hermosos edificios de Rosario.
El primer día fuimos al famoso munumento a la bandera. Lo recomiendo en especial a los que sean arquitectos o desifruten del arte: es un edificio inmenso y realmente imponente cono una estructura poco vista que mezcla lo moderno y lo clásico.
A la noche fuimos a comer algo a la costanera, ¡muy buen pescado, y unos vinos para tomarse todo!
El domingo convencí a mi marido de ir al shopping de Rosario y fue una muy buena opcion par hacer en Rosario en invierno. Las vidrieras son divinas y se camina tranquilo por que hay menos gente que en la ciudad de Buenos Aires. Despues un rico cafecito con medialunas y volvimos para el hotel que encontramos por internet. Un fin de semana relajante y económico. ¡No se pierdan Rosario en invierno!

Por fin conocí las Cataratas del Iguazú

¡No por casualidad las Cataratas del Iguazú son una de las 7 maravillas del mundo! Tengo 35 años, viaje por muchos países y no me interesaba conocer el propio. Me regalaron un viaje a las Cataratas en un sorteo en el que participé en un shopping. No me interesaba mucho el premio, no estaba segura con lo que me iba a encontrar.

Me sorprendí muchísimo. Las Cataratas del Iguazú son bellísimas. El complejo está bien equipado y preparado para recibir turistas de todo el mundo. Guías que orientan a aquellos que hablan otros idiomas, los conserjes son extremadamente amables y los pueblerinos están dispuestos a ayudar ante cualquier problema.

La naturaleza, el agua y los fenómenos naturales convergen en un lugar único. Es perfecto para descansar y disfrutar del aire puro que brinda la selva misionera. A su vez, la gastronomía y artesanías autóctonas permiten a los turistas conocer la cultura de esta hermosa provincia argentina.