Fiesta Nacional de la Olivicultura en Aimogasta

Durante el mes de mayo, posiblemente si el tiempo acompaña, viajaré hacia La Rioja un fin de semana a presenciar este importante evento que se celebra todos los años y que resalta la tradición y la realidad que vive la provincia.
La ciudad de Aimogasta está ubicada al norte de la provincia riojana y es localidad cabecera del departamento Arauco. Es reconocida por ser uno de los centros olivícola más importante.

Para llegar, el camino es sencillo. Desde la Ciudad de Buenos Aires, agarramos Panamericana, Ruta 9 y luego nos desviamos camino hacia la Rioja. Aimogasta está ubicada en las últimas estribaciones de Sierra de Velasco. El clima, por toda esa zona, es completamente árido.

Sus principales actividades económicas son la actividad agrícola y el turismo. La ciudad es el mayor productor provincial de aceituna y de jojoba.  El turismo es importante ya que se encuentra el olivo más antiguo del país llamado Ananja, declarado Monumento Histórico Nacional. También, otro de los importantes atractivos proviene de este festival, que se celebrará el 24 de mayo.
La fiesta consiste en un homenaje al trabajador olivicultor y se hace cuando finaliza la cosecha de frutos de olivo. Es un producto con mucha importancia, por su exportación. La calidad, principalmente, se la brinda el clima árido y caluroso.

Esta fiesta ya tiene su importante historia. Ahora solo me queda acercarme en mayo para conocerla personalmente

El olivo de La Rioja

 

Conociendo La Rioja

Viajamos con mi familia un fin de semana largo a una provincia encantadora. Luego de un extenso viaje, llegamos a la capital riojana, donde nos esperaba un clima frío y seco. Entramos a la ciudad y paseamos por todo el centro. Colonial, anticuado y muy llamativo.
Llegamos al Hotel Libertador, en el cual ya teníamos reserva, dejamos los bolsos y nos fuimos a comer a Jover, un restaurante ubicado sobre la calle Abel Bustos.

Es una ciudad bastante grande, con 180.000 habitantes aproximadamente.  Entre las principales actividades económicas, se destacan las producciones de vid y olivos, aunque también está creciendo mucho el turismo en la provincia entera.

La ciudad presenta una belleza visual única, con una arquitectura neo-colonial y de principios de siglo. También, con mucho espacio verde y muchos paseos para realizar.

Uno de los paseos que más me atrajo fue el Círculo Peatonal que recorre los principales puntos turísticos de la ciudad, como la plaza 25 de mayo, la casa de gobierno, el histórico colegio nacional, la plaza 9 de julio, la legislatura provincial, el palacio municipal de Ramirez Velasco, el Castillo Joaquín Gonzalez, el museo folclórico, el mercado artesanal, el museo de traje y el arte sacro, el paseo cultural, el museo Inca Huasi, el convento de San Francisco, el templo de San Francisco, el templo de Santo Domingo, el museo de la ciudad, el museo de bellas artes, el templo de la Merced y la Catedral de San Nicolás de Bari.

Otro paseo muy recomendable, pero este es para hacerlo en auto. El recorrido es el siguiente: el centro, el río tajamar, el monumento a Facundo Quiroga, el monumento al niño Alcalde, el Camino de la Quebrada, el tunel y el dique Los Sauces, el camino a Sanagasta, la universidad y el museo de ciencias.

De noche, hay un montón de opciones. Bares muy recomendados, sobre la peatonal del centro.

Es una ciudad increible para descansar y pasar un fin de semana en familia.

Paisaje de la hermosa ciudad riojana

Villa Unión, La Rioja

Villa Unión es una localidad de la provincia de La Rioja situada en un valle de montaña. Llama la atención por sus montañas de formas caprichosas, las plantaciones frutales que se encuentran en los alrededores y además es el lugar elegido para pernoctar por aquellas personas que deciden visitar el Parque Nacional Talampaya.

El Parque Nacional Talampaya, declarado “Patrimonio Natural de la Humanidad” por la UNESCO, sorprende por sus rojizos farallones de curiosas formas como la de un monje y la de una catedral. El Parque Nacional Talampaya cuenta con la posibilidad de ver arte rupestre a cielo abierto, grandes paredones y rocas con petroglifos realizados por aborígenes.

Además de ser un punto de partida para conocer Talampaya, Villa Unión cuenta con otros paseos y excursiones entre las que se destacan el Mirador del Valle Del Río Bermejo, para poder apreciar una hermosa vista de la ciudad y Anchumbil a tan sólo 8 km de distancia, un sitio con cañadones rojizos y ocres con la presencia de petroglifos.

A 105 kilómetros de distancia de Villa Unión se encuentra la Reserva Provincial Laguna Brava, un refugio de vicuñas, guanacos, zorros, flamencos. Cercano a este lugar se halla Cráter Corona del Inca, una laguna que tiene la característica particular de ser el espejo de agua navegable más alto del mundo. El acceso a esta laguna es de extrema dificultad y es importante tener en cuenta que se trata de un destino de turismo aventura pero que requiere una exigente preparación y estado físico.

Villa Unión combina la posibilidad de realizar turismo de aventura, conocer petroglifos y disfrutar de los paisajes que brinda El Parque Nacional Talampaya y La Reserva Provincial Laguna Brava.

Viaje a Talampaya y al Valle de La Luna

He aquí un breve relato de mi paso por cuyo, más precisamente por Talampaya y una parte de la provincia de San Juan.

Salí hacia la ruta y luego de unas cuantas horas de viaje llegué a Talampaya, sí directamente al Parque Nacional sin dejar los bolsos ni nada. Al principio me parecía incomoda tal idea, pero una vez que descendí del colectivo y mire a mi alrededor y me encontré en este sitio, mis preocupaciones desaparecieron. Claro, es tal el encanto que tiene este lugar que te hace sentir que te remontas a otra era, otra realidad. Los paredones altos rojizos que te hacen sentir diminuto, la quietud del silencio de aquel lugar y las formas caprichosas que la erosión causó sobre algunas rocas, más la extraña vegetación y jeroglíficos hacen de Talampaya un lugar único al que volvería ir y recomiendo visitar. Luego de pasar por este espectacular paisaje subí nuevamente al colectivo con dirección hacia la Villa San Agustín.

Villa San Agustín, es utilizada como puerta de acceso por todos los viajeros que desean conocer El Valle de La Luna. Es una localidad antigua, con aire de pueblo que parece quedada en el tiempo. Es sorprendente que no haya sido invadida por la barbarie turística. Pase unas pocas noches en este encantador lugar y visité el famoso Parque Ischigualasto, popularmente conocido como El Valle de La Luna.  Aquí me sorprendió Cancha de bocha, el submarino, el hongo y para hacerlo más simple el lugar mismo. Luego de visitar tales maravillas seguí viaje hacia la ciudad de San Juan, una agradable ciudad, limpia y con gente muy hospitalaria.