Vacaciones y deportes en Pinamar

Pinamar es uno de esos lugares de veraneo que se prestan para pasarla bien en la playa y al mismo tiempo tener una agenda completa de actividades fuera de la arena, lejos del mar y las olas (pero con el sonido de las olas cerca, como para no extrañar; por otraparte, ¡practicaremos deportes acuáticos también!).

Es que en Pinamar hay muchas opciones para los amantes del deporte, sea cual sea el que se practique. Un día normal en este lugar de la costa bonaerense puede comenzar temprano, con una pequeña salida a correr por la playa, precisamente, ya cuenta con un corredor muy extenso que recorre médanos y casas lindas a orillas del mar.

Ok, entonces sí, después nos metemos al mar por la mañana. Un rato. Porque antes del mediodía, y antes de que caliente el sol demasiado nada mejor que un partido de tenis en algunos de los clubes que rodean la ciudad.

Tras el almuerzo (y porqué no la siesta reparadora) es hora de volver a la playa ahora sí, para hacer algo en el mar, como un poco de kite surf. Si cuando cae la tarde todavía seguimos con ganas, nos podemos prender en algunos de los muchos picados que tarde a tarde se desarrollan por ahí.

Sabemos que el verano 2013 en Pinamar nos depara, por otra parte, diferentes espectáculos deportivos para presenciar. La agenda de vacaciones de verano en Pinamar incluye torneos de golf, muestras de fútbol playa, partidos de tenis y hasta demostraciones de polo, playero y del clásico.

Como se ve, hay de todo para hacer en Pinamar este verano. Es momento de elegir, entonces, qué es lo que queremos hacer.

Vacaciones de verano en Pinamar y Cariló

Los veranos en la costa argentina son siempre muy ricos en cuanto a posibilidades de programas para hacer. Y siempre hay cosas para hacer, incluso cuando el tiempo no acompaña. Es común que llueva en Pinamar y es común entonces que los visitantes no sepan qué hacer. Por suerte, hay múltiples posibilidades, como ir al centro a alguno de los varios locales de entretenimiento. Esta opción es elegida, sobre todo, en lo que se refiere a familias de verano con chicos, que no saben qué hacer con los niños cuando el agua no viene del mar, sino del cielo.

Si se cuenta con algo de dinero, nada mejor que un paseo de compras en Cariló. Este lugar es mágico y tiene un centro comercial muy amplio, al aire libre. Ok, uno se puede mojar, pero nada que un paraguas no solucione. En este sitio, por otra parte, hay distintos bares y cafés donde uno se puede relajar y escuchar llover entre los árboles. Además, hay heladerías por si hace un poco de calor y bueno, hay mucho más en Cariló que vale la pena conocer de primera mano.

De vuelta en Pinamar, por la noche, hay chances de ver una película. O salir a comer a algunos de los cientos de restaurantes de la ciudad.

O sea, llueve, truene o relampaguee no es excusa para no pasarla bien en Pïnamar. Así que si se están planeando vacaciones de verano en Pinamar, sólo hace falta ir con la actitud necesaria para divertirse a lo grande.