Deportes extremos en Mar del Plata

Se acercan las vacaciones de verano y qué mejor manera para comenzar la temporada que haciendo deporte en la playa.

Uno de los destinos más usuales de los bonarenses para veranear es la ciudad de Mar del Plata, no muy lejos de Buenos Aires. Sin embargo, no solo tomar el sol es lo que este bello lugar nos ofrece.

Gracias al fuerte viento que azota en su costa, se pueden disfrutar de unas excelentes olas para surfear durante todo el día. Para ello existen escuelas, cursos y clases personalizados para cada nivel de desempeño o edad.

Una muy conocida es la “Mar del Plata Surf School”, que ya cuenta con más de quince años de experiencia. Ellos te darán todo el material que necesites para ponerte las pilas y empezar desde ya a practicar uno de los deportes extremos más popularizados del mundo.

Hay varias opciones para surfear, pero tanto la playa de La Perla como Playa Grande, son las preferidas por los surfistas sénior ó junior para deslizarse sobre el agua.

Ya que seguís mojados, otra idea es hacer buceo. Hay alrededor de diez puntos para sumergirse en las profundidades del mar que se extienden por la toda la costa marplatense. El mejor momento para practicarlo es entre los meses de octubre a mayo, ya que el agua está más cálida y limpia. En esa época hay mucha más fauna marina por ver.
Para los principiantes recomendamos puntos de poca profundidad, como por ejemplo La restinga; y para los más veteranos y atrevidos nos quedamos con Banco Patria, con una profundidad entre 24 a 42 metros.

Para terminar el día, y si aún te quedan fuerzas después de haber estado a full surfeando ó buceando, la ciudad marplatense te ofrece la posibilidad de salir a comer por sus decenas de restaurantes con terraza para que disfrutes al máximo la buena temperatura nocturna. Así que ya que habéis ido a una ciudad costera, ir al puerto para cenar un buen pescado, es casi obligatorio.  Para el postre, es mejor reservar unas copas con tus amigos en la calle peatonal Alem, con un ambiente muy parecido al de Palermo, lleno de boliches que te esperan para poner el broche final a una noche veraniega.

Compras, religión y cultura en La Plata

Pinamar posee enormes playas abiertas y limpias con arena blanca. Hay muchos balnearios y paradores ya que buscan hacer espacio para todos los visitantes que desean recorrer la zona. Es uno de los principales centros turísticos de la provincia y las playas más asistidas.

Rodeadas por pinos y eucaliptos, las calles se caracterizan por su variedad de altura, lo cual general muchas subidas y bajadas en el recorrido, así como pronunciadas curvas. La ciudad cuenta además con un centro comercial sobre la avenida principal de la ciudad, Arquitecto Jorge Bunge, entre las avenidas Enrique Shaw y Del Libertador.

A su vez, tiene también algunos templos cristianos muy hermosos. Entre ellos, la Parroquia Nuestra Señora de la Paz se caracteriza por ser la principal y más grande. La Capilla San José Obrero es de aspecto más sencillo, mientras que la Capilla Santa Teresa del Niño Jesús es de estilo moderno.

Durante la estadía en Pinamar podrá hacer uso también de los cines y teatros de Pinamar, en especial activos a la noche. Visite el Cine Bahía; el Cine Teatro Oasis, que posee salas 3D y mucha mayor capacidad; y el Teatro Municipal De La Torre. Asimismo, relacionado a la cultura, en la ciudad comienza a ganar reconocimiento Pantalla Pinamar, un festival cinematográfico internacional.

Un plan ideal para el verano 2013

Las vacaciones en Pinamar son lo mejor.

Viaje a Pinamar a un precio económico. A solo 340 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, ir a Pinamar en auto no es tan lejos. Implican cuatro horas de manejo, pero por una ruta segura y rápida. Además, le recomiendo la experiencia, manejar en ruta otorga paz y ordena la mente. Puedo optar sino entre el tren, el avión y el ómnibus.

Allá podrá realizar todo tipo de actividades y deportes. Aprovechando las características e increíbles dunas, puede realizar travesías en 4×4 o conocer la flora y fauna de manera más tranquila con cabalgatas o caminatas. Para divertirse en el mar está pensada la práctica de jet-sky, vela, windsurf, surf y bodyboarding. Por supuesto, una gran opción también es la pesca, ya sea desde una embarcación o desde el Muelle Municipal.

Además, la ciudad posee un Club Polideportivo donde la gente se reúne para jugar al fútbol, al rugby y hockey. Puede presentarse sin equipo y conocer a sus compañeros de juego allá. Por último, disfrute de las canchas de golf, de polo y de tenis rodeado del más hermoso paisaje en sus próximas vacaciones de verano en Pinamar.

 

Descubra y aprecie Pinamar 2013 de manera diferente

Pinamar posee un montón de espacios públicos verdes dentro de la ciudad como por ejemplo plazas y parques. Allí podrá pasear de la mano con su pareja mientras disfrutan del paisaje natural y el aire fresco. Sus hijos jugarán con la pelota y podrán conocer otros chicos y hacer amigos. Hay varias en Pinamar, ¿las conoce todas?

La plaza principal es la Primera Junta con caminos internes entremedio de tupidos árboles de especies variada. Su forma se asemeja a un triangulo y está ubicado en el centro exacto de la ciudad,  por las calles Marco Polo, Del Valle Fértil y Avenida Constitución. Otro espacio verde de esa forma geométrica es la Plazoleta Arquitecto Jorge Bunge, en homenaje al fundador de Pinamar con su monumento en él centro junto con el de Los Pioneros.

Para los más pequeños, Plaza Independencia ofrece diversión infantil con la famosa calesita y los juegos para niños. Además, se encuentra allí también la Feria de Artesanías, ubicado en una terminal de ómnibus reciclada que hoy constituye un centro cultural. Asimismo, la antigua Plaza Italia se caracteriza por sus eucaliptos y tiene al fondo los juegos bioorgánicos para niños en el Parque de la Familia.

Muy lindas es también la Plaza Las Acacias, así como la Plazoleta Ismael Barabino, donde solía llegar el tren que llegaba de la Ciudad de Buenos Aires por lo que tiene su nombre en honor al primer jefe de estación de la ciudad. Por último, el Parque Del Mar que incluye un balneario y una estación de radio, así como lugares para tomar sol.

Pinamar, la elección para este verano

Pinamar, recomendada internacionalmente por sus paisajes puros y su alta calidad de vida. Pinamar, a un costo menor de lo que podría valer ese paraíso turístico. Pinamar, una ciudad con infraestructura de alta calidad para que los turistas cuenten con la mayor comodidad posible. Pinamar, de fácil acceso en tren, auto, ómnibus y avión.

Pinamar, las playas más elegidas por los argentinos. Pinamar, un lugar de encuentro y diversión. Pinamar, los balnearios por excelencia de la costa bonaerense. Pinamar, ideal para disfrutar del sol y el mar. Pinamar, una ciudad verde con numerosas plazas y parques.

Pinamar, con múltiples ofertas de actividades para realizar. Pinamar, un destino para la práctica deportiva de pesca, windsurf, fútbol, golf, rugby, hockey, polo, tenis y muchas más. Pinamar, rica en eventos culturales y museos.  Pinamar, ideal para hacer compras y pasear por la ciudad. Pinamar, la mejor vida nocturna para los visitantes.

Pinamar, la mejor opción para el verano 2013.

Verano 2013 es Pinamar

Verano en Pinamar. Verano en Pinamar. Verano en Pinamar. Sí, suena realmente bien. Deje de dudar y elija la ciudad balnearia de Pinamar para sus vacaciones 2013. Ubicada en la costa de la provincia de Buenos Aires, este punto turístico está a solo 340 kilómetros de la capital, los cuales se pueden transitar en auto, tren, ómnibus o avión hacia el aeródromo de Villa Gesell a 16 kilómetros de Pinamar.

Se destaca por la enorme cantidad de visitantes, por sus construcciones únicas que forman parte de una urbanización con calles curvilíneas acomodadas a las dunas, una característica de la costa de esa zona. Igual que en Villa Gesell y Cariló se implantaron allí coníferas para fijar la tierra. Pinamar recibió su nombre justamente por ello, goza de muchos espacios verdes y parques.

Elija viajar a Pinamar, un balneario donde el verde de la naturaleza y el majestuoso mar generan un ambiente de armonía ideal para el descanso, para disfrutar en familia y con amigos. Allí podrá practicar deporte, ir a la playa, hacer compras, pasear por la ciudad y muchas cosas más. Hermosa ciudad, excelente infraestructura, económicos hospedajes y mucha diversión. Recuerde: Verano 2013 es Pinamar.

Verano 2013 en Pinamar

Hay experiencias que valen la pena ser vividas y nunca más repetidas. Con Pinamar eso no pasa. Basta con ir una vez a este balneario de la costa atlántica bonaerense para querer repetir la experiencia años tras año tras año. Hay algo en las playas de Pinamar que nos encanta. Y eso que la arena es normal. Y el mar a veces es frío. No importa, las ganas de estar en enero en Pinamar son más fuertes, porque durante las vacaciones de verano en Pinamar la ciudad se convierte en un hervidero en el que se cuecen los programas más divertidos en un clima ideal para pasarla de manera increíble.

Podemos ir a Pinamar en plan de descanso y fiesta, en soledad, en pareja, con amigos o con toda la familia. Porque este balneario que durante el año no tiene muchos habitantes, en verano se transforma en un mundo de gente que pulular por todos lados en pos de pasarla bien.

Para ir en enero a Pinamar hay que preparar todo con anterioridad: hay que ir un tiempo antes y buscar un departamento cómodo o una casa, según los presupuestos con los que uno cuenta. Hay cosas caras, por supuesto, porque es un lugar muy top de la provincia de Buenos Aires.  Pero también hay espacios accesibles.

Luego, juntar las ganas y planear la manera para estar bien. Para ello también está bueno reservar una carpa en alguno de las decenas de balnearios que se extienden por su cordón playero. De esta forma, ya asegurado un spot en la arena, podemos tomar sol y bañarnos durante el día.

A la noche, está bueno descansar un poco y prepararse para salir. Se puede comer en alguno de los cientos de restaurantes que verano tras verano abren en las calles principales como Bunge y Libertador (centro neurálgico). Después, están los boliches bailables que abren hasta tarde y nos garantizan diversión.

Vacaciones y deportes en Pinamar

Pinamar es uno de esos lugares de veraneo que se prestan para pasarla bien en la playa y al mismo tiempo tener una agenda completa de actividades fuera de la arena, lejos del mar y las olas (pero con el sonido de las olas cerca, como para no extrañar; por otraparte, ¡practicaremos deportes acuáticos también!).

Es que en Pinamar hay muchas opciones para los amantes del deporte, sea cual sea el que se practique. Un día normal en este lugar de la costa bonaerense puede comenzar temprano, con una pequeña salida a correr por la playa, precisamente, ya cuenta con un corredor muy extenso que recorre médanos y casas lindas a orillas del mar.

Ok, entonces sí, después nos metemos al mar por la mañana. Un rato. Porque antes del mediodía, y antes de que caliente el sol demasiado nada mejor que un partido de tenis en algunos de los clubes que rodean la ciudad.

Tras el almuerzo (y porqué no la siesta reparadora) es hora de volver a la playa ahora sí, para hacer algo en el mar, como un poco de kite surf. Si cuando cae la tarde todavía seguimos con ganas, nos podemos prender en algunos de los muchos picados que tarde a tarde se desarrollan por ahí.

Sabemos que el verano 2013 en Pinamar nos depara, por otra parte, diferentes espectáculos deportivos para presenciar. La agenda de vacaciones de verano en Pinamar incluye torneos de golf, muestras de fútbol playa, partidos de tenis y hasta demostraciones de polo, playero y del clásico.

Como se ve, hay de todo para hacer en Pinamar este verano. Es momento de elegir, entonces, qué es lo que queremos hacer.

Vacaciones de verano en Pinamar y Cariló

Los veranos en la costa argentina son siempre muy ricos en cuanto a posibilidades de programas para hacer. Y siempre hay cosas para hacer, incluso cuando el tiempo no acompaña. Es común que llueva en Pinamar y es común entonces que los visitantes no sepan qué hacer. Por suerte, hay múltiples posibilidades, como ir al centro a alguno de los varios locales de entretenimiento. Esta opción es elegida, sobre todo, en lo que se refiere a familias de verano con chicos, que no saben qué hacer con los niños cuando el agua no viene del mar, sino del cielo.

Si se cuenta con algo de dinero, nada mejor que un paseo de compras en Cariló. Este lugar es mágico y tiene un centro comercial muy amplio, al aire libre. Ok, uno se puede mojar, pero nada que un paraguas no solucione. En este sitio, por otra parte, hay distintos bares y cafés donde uno se puede relajar y escuchar llover entre los árboles. Además, hay heladerías por si hace un poco de calor y bueno, hay mucho más en Cariló que vale la pena conocer de primera mano.

De vuelta en Pinamar, por la noche, hay chances de ver una película. O salir a comer a algunos de los cientos de restaurantes de la ciudad.

O sea, llueve, truene o relampaguee no es excusa para no pasarla bien en Pïnamar. Así que si se están planeando vacaciones de verano en Pinamar, sólo hace falta ir con la actitud necesaria para divertirse a lo grande.

Invierno en Mar del Plata

Mar del Plata, toda la diversión esta acá

Mar del Plata es un destino super conocido para todos los Argentinos. Ya había venido un par de veces en verano a disfrutar de sus playas tan tradicionales, pero visitar Mar del Plata en invierno es diferente en el buen sentido. Por la mañanas sale el sol casi todos los dias, y aunque hay bastante tiempo el clima esta lindo para hacer caminatas por la orilla o salir a correr.
Los centros comerciales están en plena temporada, por que Mar del Plata no solo es un lindo balneario, sino que tambien tiene mucha población fija por lo que hay actividad en mardel todo el año. Me enteré que Mar del Plata es un gran productor de sweaters y tejidos de gran calidad, y pude comprar perndas para toda la familia a precios accesibles.
Lo que más me gustó fue la noche marplatense en invierno: Es menos populosa que en verano,pero los casinos, restaurantes y bares siguen abiertos y ofrecen un servicio y espectaculos muy buenos. Por las tardes, no hay nada mejor que tomar un buen café calentito con alfajores Havanna frente al fuego. Simplemente alucinante!