Parque Recreativo Don Tomás

La capital de la provincia de La Pampa, Santa Rosa, es una ciudad que ofrece una amplia gama de servicios para recibir a los turistas. Varias son las atracciones turísticas que ofrece Santa Rosa muchas de ellas poco conocidas y visitadas como es el caso de su pulmón verde.

En el centro de la ciudad de Santa Rosa, se encuentra un Parque Recreativo llamado Don Tomás de 250 hectáreas. Se trata de un lugar ideal para hacer picnic, practicar deportes acuáticos y estar en contacto con la naturaleza.

El amplio espacio verde Don Tomás, se extiende alrededor de la laguna que lleva el mismo nombre. Los deportes que se pueden practicar aquí son pesca deportiva, windsurf, kayak, canotaje y también esquí acuático.

Los fines de semana existe la posibilidad de dar un paseo por la laguna en una embarcación que sale desde el muelle, el recorrido tiene una duración de media hora.

Otro de los atractivos que tiene el Parque Recreativo Don Tomás es la Isla de los Niños a la que se accede a través de un puente. La Isla de los Niños es un espacio diseñado para los más chicos, posee juegos, un centro de interpretación, una confitería para tomar algo y también una llamativa fuente con peces.

Para los aficionados de la pesca, Don Tomás constituye una excelente idea ya que puede capturarse pejerrey; para quienes buscan solamente descansar el parque ofrece parrillas para hacer asado y espacio para recrearse. Existe un tren turístico que llega al lugar saliendo desde la Plaza San Martín llamado “El Puelchito”.

Viaje a Santa Rosa de La Pampa

La capital de la provincia pampeana es otra magnífica ciudad para conocer. Un lugar con un clima templado, con muchos espacios verdes y lagunas. Tiene una distancia de aproximadamente 600 km desde Capital Federal.
Viajé en auto saliendo bien temprano desde mi hogar, y llegué a Santa Rosa cerca del mediodía. Tenía una reserva en un hostel, así que fui directamente hacia allí. Llegué al Residencial Atuel (hostel), dejé mis bolsos, almorcé en el comedor del lugar y salí a caminar. Tomé un mapa de la ciudad y fui a conocer, primero, el Parque Don Tomás. Llegué y estuve paseando alrededor de este grandísimo parque. Tiene una laguna en el centro y es como si fuese un parque de diversiones donde se puede practicar cualquier deporte, sea canotaje, tenis, fútbol, voley, natación, etc. Es un parque recreativo que año a año va creciendo.
Luego de pasar allí la tarde, fui a la zona céntrica, cene en la pizzería Quijote y salí a pasear de noche. Tiene una movida nocturna muy entretenida y con diversidad. Los pubs y bares de la zona son excelentes. Visité también el Casino Club,  donde intenté apostar un par de fichas pero duré poco.
Al otro día caminé por la ciudad. Visité la casa de gobierno que se ubica en el centro cívico y el edificio municipal.
Es una ciudad para conocer, y si uno tiene tiempo, puede visitar otras ciudades de la provincia. Para recomendar.

 

Un Parque desconocido: Lihué Calel

Ubicado en el centro-sur de la provincia de La Pampa se encuentra el Parque Nacional Lihué Calel. Un parque, poco visitado y conocido, incluso para los mismos habitantes de La Pampa.

Se trata de un Parque Nacional en el que no se cobra entrada, a la vez que permite a quienes se animan a recorrerlo, seguir los senderos y caminos indicados en los folletos a su ritmo personal, ya que no hay servicios de guías turísticos.

El PN Lihué Calel, en lengua araucana “Sierras de la vida”, alberga una cuantiosa fauna silvestre que en ausencia de visitantes recurrentes se desplaza tranquilamente sin necesidad de buscar refugios. Algunas de las especies a observar son los guanacos, los ñandúes,  los zorros grises y los gatos monteses, estos dos últimos son los más difíciles de ver aunque no resulta imposible.

En cuanto a la flora se encuentra el caldén, árbol típico de La Pampa y la margarita pampeana, especie endémica del lugar. Se suman cactus, claveles del aire y fauna silvestre.  Acompaña a la atractividad del lugar, su rico patrimonio arqueológico de ruinas y pinturas rupestres.

Otro dato de interés sobre el Parque Nacional pampeano es que en el año 2003, sufrió un incendio, una fuerte lluvia logró palear los efectos de la tragedia y de las cenizas volvió a emerger vida más fuerte, más rejuvenicida de la que ya existía.

El PN Lihué Calel con sus características misteriosas espera ser visitado y recorrido por aquellos viajeros que buscan experiencias distintas, es una opción también para quienes buscan viajes insólitos o destinos no masificados ni explotados turísticamente.

La Pampa: ¿Sin atractivos turísticos o desconocida?

Comúnmente oímos decir “La Pampa no tiene nada”, incluso he escuchado estas mismas palabras y frases similares de habitantes de La Pampa. Es que en el imaginario colectivo no están reconocidos sus atractivos turísticos y recursos. Por ellos quienes han estado en La Pampa en su mayoría ha sido “de pasada” o por alguna actividad de índole particular que los llevó hasta allí. Y aunque no se hayan puesto en valor sus recursos me animo a mencionarlos, para que tanto aquellos que “vayan de pasada”, por motivos particulares o para quienes quieran aventurarse a un lugar no tan famoso turísticamente los tengan en cuenta.

Uno de los paseos a realizar en La Pampa es visitar el Parque Nacional Lihué Calel reservorio de flora, fauna y arqueología. La Pampa también ofrece la posibilidad de realizar deportes náuticos en su espejo de agua “Casa de Piedra” y en la laguna Utracan ubicada en una zona de médanos.

La Pampa es además un destino de turismo rural, que ofrece la posibilidad de  hospedarse en estancias para conocer las costumbres típicas y realizar cabalgatas.

La Reserva Provincial Parque Luro se suma a los lugares a visitar en La Pampa donde se pueden realizar avistajes en época de Brama. Dentro de la Reserva, también se puede apreciar un castillo de estilo francés que funciona como museo.

En La Pampa podemos visitar una colonia menonita, conocer su historia, costumbres y adquirir artesanías. Otras propuestas turístico- recreativas de La Pampa son sus parques termales y la posibilidad de ver pinturas antiguas en el Valle de Quehue.