Conociendo Olavarría

La Provincia de Buenos Aires cuenta con 135 partidos en todo su territorio, además de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital del país. Posee una extensión particular, de norte a sur y de este a oeste. Entre los más destacados, se encuentran Avellaneda, Tigre, Tandil, San Antonio de Areco, La Plata, Ezeiza y Olavarría.

Justamente, la última se encuentra en el centro de la provincia y es uno de los partidos más destacados e importantes de Buenos Aires. Su superficie es muy particular, con una extensión de sierras, cerros y elevaciones pertenecientes al Sistema de Tandilia.
Acceder a este partido, cuya ciudad también se denomina Olarría es simple: desde la Ciudad de Buenos Aires, el acceso oeste nos puede llevar. Luego, tomamos la Autopista Ezeiza-Cañuelas y seguimos por la RN 3 hasta la localidad de Azul. Allí, nos desviamos y encaramos por la RN 226 y a pocos kilometros encontramos la ciudad.
Es una ciudad bastante amplia, con una cantidad de población cercana a los 111,708 habitantes. Entre los lugares más destacados para conocer, se encuentran Loma Negra, Sierra Chica, Sierras Bayas y Recalde.
La ciudad de Olavarría cuenta con un parque imponente: el Zoológico la Máxima”, donde cuenta actualmente con 100 especies distintas. Además, cuenta con el trascendental autódromo, utilizado para las competiciones de TC y sudamericanas.

Es un partido con lugares importantes. Para conocer y disfrutar del interior de Buenos Aires…

Estancia Villaverde

La Pampa es una provincia interesantísima para conocer. Ubicada en el centro del país, tiene una extensa llanura como superficie y un clima templado y húmedo. Cuenta con una gran diversidad de flora y fauna y varios cursos de ríos.

Villaverde es una de las estancias más tradicionales e importantes de la región pampeana. Se encuentra cerca de la ciudad de Santa Rosa, capital de la provincia, y es un parque con una extensión de 30 ha.
Esta antigua casa fue creada por una familia de inmigrantes europeos, provenientes de España. Luego, se convirtió en un sitio de interés y turismo.
En la estancia hay una gran cantidad de actividades para realizar, como el arreo y encierre de ganado, participar de la siembra o cosecha de cereales, yerra y esquila. Además, se pueden realizar cabalgatas, excursiones de aventura, paseos en carruajes, safaris fotográficos y la  observación de aves y faunas. Las habitaciones son espaciosas, cálidas y modernas. También, hay actividades gauchas y espectáculos folclóricos para realizar.
Por úlitimo, para interesados, cuenta con una piscina con cascada, una capilla, parques, jardines, fuentes, esculturas y un campo de golf.

Es un lugar inmenso, con espacios amplios y la mejor atención. Contiene todo tipo de paseos y recibe gente durante todo el año, así que es importante apurarse para reservar.
Es un gran lugar para descansar…

villaverde01

Estancias para descansar

Darse un gran gusto y sorprenderse de lo maravilloso que es descansar , conectarse con la naturaleza y con uno mismo en lugares desolados, donde predomina la flora y la fauna, es algo imprescindible.

Estancia La Argentina, ubicada en las Sierras
Estancia La Argentina, ubicada en las Sierras

Argentina tiene un turismo creciente que es sostenido por la inversión, el cuidado y la atención. Estos tres factores son necesarios para mantener una conexión acorde entre los viajeros y los establecimientos. Esto genera un clima accesible.
En el “turismo rural de estancias”, tal como lo denominan, hay un gran interés por mantener estos valores en pie.
En cada región argentina, hay un gran número de estancias. Siempre, de acuerdo a cada necesidad, hay distintos tipos: hay estancias para disfrutar en familia, para disfrutar en pareja, para realizar actividades campestres, entre otras.
Las estancias en nuestro país están unidas a la historia y a la cultura: a principios de S. XX, una gran cantidad de inmigrantes provenientes de todas partes de Europa, llegaron al país para instalarse debido a las crisis que debían soportar y al bienestar social y económico que se vivía en Argentina. Finalmente, muchos formaron sus familias y crearon casas con típicos estilos de sus orígenes. Con el paso del tiempo, estas se mantuvieron y llegaron a formar el complejo “turismo estancia” que coexiste en el país.
Solo por nombrar, algunas estancias reconocidas son: La Alameda (Chascomús), La Sofía (San Antonio de Areco), San Pedro (Concepción del Uruguay), San Ambrosio (Gualeguay), Haras Rancho (El Dorado), entre muchísimas otras.

Recorrer el país y conocer sus estancias y hosterías es imperdible. Realmente, es un contacto único con la naturaleza.

Villa Serrana La Gruta

En el sudoeste de la Provincia de Buenos Aires, donde nace el arroyo Ventana se ubica la localidad de Villa Serrana La Gruta. Pocas casas habitan ese hermoso valle donde la naturaleza es respetada.

El nombre Villa Serrana La Gruta alude a una gruta natural, la cual se encuentra en el faldeo de las sierras, en un sector donde predomina la vegetación. Además de esta espacio, Villa Serrana La Gruta cuenta con otros atractivos turísticos como el Cerro Ventana el cuales se ubica a 5 kilómetros del lugar. Es un ámbito ideal para la práctica de trekking.

El cerro El Guardián constituye un punto de peregrinaciones que llegan al Santuario Nuestra Señora de Fátima.

Es importante mencionar que Villa Serrana La Gruta se halla muy próxima a otras localidades turísticas como Tornquist y Sierra de la Ventana. En estos poblados mencionados puede disfrutarse de atractivos como el casino, teatros, discotecas, pubs, zoológicos y sitios para la práctica de pesca y golf.

Uno de los principales paseos a realizar es visitar el Parque Provincial Ernesto Tornquist, una zona de reserva natural que alberga varias especies animales tanto autóctonas como exóticas, con varios paisajes a descubrir como el Jardín Botánico y sectores donde  existen vestigios de arte rupestre.

Un destino ideal para descansar y estar en contacto con la naturaleza es Villa Serrana La Gruta. Las posibilidades de alojamiento en el lugar son cabañas, bungalows, campings y estancias rurales.

Hotel Sofitel en Buenos Aires

Los hoteles en nuestro país son parte del movimiento turístico que está en desarrollo en Argentina, por lo tanto era importante guardarle algún lugar en un post. En este caso, el hotel a describir es el conocido Sofitel.
Ubicado sobre la calle Arroyo, en el barrio de Retiro, es uno de los hoteles más antiguos de la Ciudad de Buenos Aires. Construido y fundado en la decada del 20´ por Nicolás Mihanovich.

Su altura es de 80 m. y se diseño en base a su cercanía con el Río de la Plata, queriendo que a la distancia fuera visible y poseyera un faro para los barcos que poseía su compañía. Al fallecer Mihanovich, los hermanos Bencich lo compraron. Recién en 1997 fue comprado por el grupo francés Accor, quien lo convirtió en el Hotel Sofitel. Se hizo un gran trabajo de reestructuración y el hotel fue re-abierto en diciembre de 2002.  Actualmente, la cadena Sofitel se encuentra en la Ciudad de Buenos Aires y en la reserva “Los Cardales”. Sus habitaciones son impresionantes y el lujoso hotel se utiliza para reuniones, eventos y celebraciones de todo tipo.

A nivel arquitectónico, su estilo es ecléctico historicista, con reminiscencias en su cúpula del Mausoleo de Halicarnaso, en Asia Menor.

Destacable, por su historia y por su estilo.

Entrada del Sofitel

Aguas Verdes

Varias son las localidades que integran el Partido de La Costa, una de ellas es Aguas Verdes.

Las playas de Aguas verdes son ideales para disfrutar de la tranquilidad ya que son poco concurridas. Es un ambiente donde pueden realizarse largas caminatas a la sombra de un pintoresco paisaje decorado pinos, eucaliptos y álamos.

Uno de los mayores atractivos turísticos de Aguas Verdes es la cadena de médanos de seis metros de altura que bordea la costa los cuales conforma un escenario tan descomunal como ideal para recorrerlo a caballo, en cuatriciclo o para practicar sandboard.

Son citas obligas de Aguas Verdes conocer la Capilla Nuestra Señora de la Anunciación de gran riqueza artística con un bello mural en su interior y llegar al sitio donde se ubica el histórico Castillo Duhau que tiene la cualidad de haber sido una de las primeras edificaciones del partido. Se suma a la lista de actividades, llegar caminando a la Lucila del Mar ya que se encuentra conectada con Aguas Verdes por la playa a seis cuadras de distancia. Quienes deseen pasear más pueden optar por conocer los otros balnearios vecinos a Aguas Verdes.

Aguas Verdes es un balneario muy recomendado para familias con niños pequeños que buscan descansar en playas amplias y poco concurridas. Es un destino para escapadas de fin de semana en época de verano.

Viajando a Santa Fe

Viajamos con amigos hacia esta provincia tan importante del país. Salimos en auto, donde agarramos la ruta 9 y en solo 3 horas estábamos en destino. Llegamos a las 10 de la mañana y directamente nos alojamos en la casa de uno de mis amigos. Era verano y nos tocó un clima espectacular, así que mi bolso era muy liviano y transportaba pocas cosas.
La ciudad de Santa Fe es muy linda, desde cualquier ángulo. Su población metropolitana es de 700.000 habitantes aproximadamente y tiene varios elementos que marcan su importancia, como el Puente Colgante de Santa Fe y el camino de la constitución, que es un recorrido que se realiza sobre los puntos que hicieron posible la firma de la constitución argentina.
Institucionalmente, es una provincia que tiene un alcance educativo único. En diversas oportunidades se ha seleccionado como sede de diversos congresos y tiene la trascendente Universidad Nacional del Litoral.
Durante nuestra estadía en la provincia hicimos  de todo: fuimos a pescar, conocimos la casa de gobierno y algunos museos y estuvimos en el observatorio CODE. De noche, fuimos a bailar a una disco en el barrio de Recoleta y apostamos unas fichas en el Casino SF.
De día, paseamos también por los centros comerciales de La Ribera y Estación Recoleta.
En materia de turismo, la ciudad ha crecido mucho. Si bien, la ciudad más importante a nivel turístico en Santa Fe es Rosario, la capital ha demostrado que tiene con que pelear.
Es una ciudad muy moderna, con mucho movimiento cultural y con puntos históricos muy importantes. Realmente, para visitar.

 

Imagen del puente colgante

San Fernando del Valle

Viajamos a esta ciudad con mi abuelo en su camión. El iba constantemente a trabajar a la provincia de Catamarca, así que un día lo acompañé para que no viaje solo tantas horas. Mientras le cebaba mates en el asiento de al lado, recorrimos las provincias de Córdoba, Santiago del Estero y Catamarca. Llegamos a destino, haciendo 500 km.
San Fernando del Valle es una ciudad con 160000 habitantes aproximadamente y es la capital de la provincia de Catamarca. Limita con Santiago, La Rioja, Salta y el país chileno.
La estructura de la ciudad es tipicamente colonial. Fue construida en el S XVI y aún mantiene sus estructuras. Luego de estacionar, caminamos por el despoblado centro y fuimos a comer a una cantina.
Los catamarqueños son muy respetuosos y fieles a su cultura y a sus antepasados. Realmente, no suelen pasar desapercibidos.
Luego, fuimos a pasear un poco. Recorrimos plazas, iglesias, catedrales, la casa de gobierno, museos, etc.
Cuando comenzó a oscurecer, volvimos a descansar al camión. Mi abuelo me llevó a conocer la catedral Nuestra Señora del Valle, construida en el año 1691.
A la noche cenamos en bar del centro y nos quedamos tomando algo. Si bien era lunes, la gente que había caminando no era poca y el centro está repleto de pubs y bares para juntarse. Volvimos al camión con mi abuelo, donde teníamos que descansar para salir temprano al otro día.
Las montañas mantienen su figura del lado oeste y el paisaje es acorde a su compostura. Es increible.
Es una capital interesante para conocer y sentirse orgulloso de tenerla en nuestro país, y si uno aprovecha más días, puede recorrer por el interior de la provincia.

Imagen del centro y las montañas de fondo

Visitando Pergamino

A unos 222 km de la Ciudad de Buenos Aires, casí en el límite con Santa Fé, se encuentra la destacada ciudad conocida como Perla del Norte. Viajé en auto con un amigo una mañana de verano, y en menos de 3 horas había arribado. Pergamino, ciudad muy importante de la Provincia de Buenos Aires, es un gran productor de semillas (Fue declarada capital nacional de la semilla).
Me dirigí con Luis, mi amigo, a la casa de la familia, donde nos esperaban con un buen cordero al horno. Luego de la comida, la siesta.
Cuando comenzó a bajar el sol, me llevó a conocer el centro de la ciudad: me pareció demasiado agradable. Las casas bajas, la gente caminando por las calles, las plazas. Tiene una arquitectura clásica, acorde a la época en que fue fundada la ciudad. Las catedrales fueron construidas en el S XVIII y cuenta con varios museos y bibliotecas.

 
Pasamos por el estadio de uno de los equipos locales, Douglas Haig, club que milita actualmente en el Nacional B. Luego, me llevó a conocer el Complejo La Opinión Plaza, donde tuvimos tiempo de pasear, comprar cosas e ir al cine.
A la noche, fuimos al centro, el cual alberga un montón de chicos y chicas de varias edades,  y entramos en un bar a tomar unas cervezas.
Al otro día solo tuve tiempo de almorzar, ya que tuve que dejar la ciudad.
Pergamino es un lugar para descansar. Rodeado de campos a su alrededor, es una ciudad fantástica, con gente muy cálida, y de donde han salido varios famosos destacados, como el ex presidente Illia, Yupanqui, Maiztegui, Ricardo Mollo, entre otros.

Estancias en la Patagonia

La mítica Ruta 40 tiene en La Leona (a 110 kilómetros de El Calafate, en Santa Cruz) una parada obligada camino a El Chaltén o más al norte. El Parador y Hotel La Leona posee más de 110 años de historia atendiendo a viajeros de todo tipo, desde los clásicos turistas hasta bandoleros como Butch Cassidy y Sundance Kid. Ubicado sobre una orilla del río del mismo nombre que corre impetuoso y transparente, invita a los visitantes a conocerlo y disfrutar de algunos aperitivos servidos por su amable personal en lo que fuera una antigua pulpería. Para quienes deseen pasar la noche, los cuartos del hotel están disponibles.

Sin embargo, cercano a La Leona –y de los mismos propietarios- está la Estancia La Estela, un “lodge” patagónico que abre sus puertas para que los turistas se deleiten con la belleza agreste y sin par de este rincón de la provincia de Santa Cruz. El casco está ubicado sobe la naciente del río La Leona, a los pies del Lago Viedma. Es en esta clase de lugares en los que uno puede desconectarse completamente del mundo y dejarse llevar por el arrullo de los vientos patagónicos, mientras degusta, por ejemplo, un exquisito cordero patagónico, asado como debe ser, en cruz frente a los leños.

En materia de turismo rural de calidad, el lago Viedma también alberga en uno de sus márgenes, a la Estancia Cristina, que ofrece programas que incluyen salidas desde Calafate en barco y desde una de sus orillas, llegada al casco en vehículos todo terreno. Esas mismas 4×4 llevarán a los pasajeros, luego, a recorrer el impresionante glaciar Viedma, a través de excursiones que incluyen caminatas por sus hielos eternos.

Ya sea alguna de todas estas opciones, el turista no quedará indiferente. Son opciones de vacaciones de verano distintas, en contacto pleno con la naturaleza y las bellezas naturales de la Argentina.