Cataratas del Iguazú

Una de las maravillas de la República Argentina, son las Cataratas del Iguazú. La tierra colorada, dan marco a una enorme cantidad de agua que cae con una fuerza tremenda y genera una espuma no blanca, sino blanquísima, que genera al que lo ve una emoción que le llena el alma. Debemos agradecer contar en nuestro país con este hermoso espectáculo que nos regala la naturaleza. Lo que nunca se olvidarán de esta excursión: el rugir del agua al caer y los arcoíris que se forman en la bruma del agua.

Este es un paisaje único, no solo en el país, sino en todo el mundo. La selva misionera y el Río Iguazú, nos regalan imágenes inolvidables. Las Cataratas están formadas por saltos, que poseen distintos nombres, de ellos el más importante es La Garganta del Diablo. Este se encuentra en la culminación del río Iguazú, con saltos de más de 150 mts. y una caída de 80 mts., su forma es el de una herradura y la fuerza con la que cae el agua forma nubes de vapor que inundan todo el lugar. Este es el mejor punto para admirar las Cataratas en su conjunto y dentro del contexto en que se encuentran. La vegetación tiene distintos tonos de verde, provenientes de las plantas selváticas.

Para llegar a las cataratas, primero se debe realizar el recorrido del Tren de la Selva, que arriba a la Estación Garganta del Diablo. Luego se realiza una caminata de alrededor de 2080 mts. que permite disfrutar del paisaje y por último acceder al balcón de la Garganta del Diablo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *