Belén, Catamarca

El norte de nuestro país nos ofrece otr lugar encantador para que las familias descansen, se relajen, se diviertan y pasen unas enormes vacaciones en Belén. Erigida en un pintoresco paisaje serrano, en el centro de la provincia de Catamarca y a la vera del río que repite su nombre, esta localidad seduce al turismo desde su territorio, cubierto en gran parte por cordones montañosos, y conformado por profundas y magníficas quebradas. Una opción más y única que hará que los turistas vuelvan una y otra vez.

Es importante este lugar por su grandes e importantes producciones de nuez, uva y anís, mientras, por otro lado, su fauna se constituye preponderantemente por vicuñas y llamas. No obstante, si es necesario destacar un atractivo, debe reconocerse la importancia de las artesanías ubicadas en las distintas plazas. Durante las noches de verano cientos de turistas escogen grandes accesorios para llevar de regalo. Para aquellos que deseen degustar, están las bodegas de vinos regionales que invitan a deleitarse con sus sabores y, la explotación minera de Farallón Negro, desde donde se extrae oro y plata como minerales de mayor importancia; sin dejar de ser significativa, dentro de la producción general, la elaboración artesanal de dulces bajo la conservación de antiquísimas recetas. Una diversidad de producciones para degustar y encantarse de estos excelentes sabores. Los turistas pueden probar y llevarse lo que quieran.

Por último, distintos atractivos para visitar como museos, antiguas iglesias, yacimientos arqueológicos, festividades folklóricas, las Ruinas de El Shincal y mucho más en el pueblo catamarqueño.

Se ubica al sudoeste del departamento entre los km 4089 y 4092 de la Ruta Nacional 40
Se ubica al sudoeste del departamento entre los km 4089 y 4092 de la Ruta Nacional 40

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *