Aventura 4×4 en la Patagonia

San Julián - Santa Cruz

 Siempre asociamos la aventura 4×4, o sea, en vehículos todo terreno, con meterse en el barro o atravesar médanos. Pero hay caminos más exigentes para nuestros queridos 4×4. Por ejemplo, atravesar la provincia de Santa Cruz, en la Patagonia, a bordo de estas camionetas. Cada año, son más los turistas que se aventuran a recorrer la Ruta 40 y caminos aledaños con camionetas especialmente acondicionadas para soportar el duro trajín del ripio. También están los aventureros que lo hacen en moto.

La propuesta de hoy paras las vacaciones de verano es cruzar desde la cordillera hasta el Mar Argentino y el recorrido sugerido es el siguiente. Supongamos que ya se transitó un buen trecho por la Ruta 40 y se llegó hasta el bello paraje de El Chaltén. Ya visitamos el Fitz Roy y el lago Viedma. Ahora queremos conocer San Julián, en el otro extremo. Para ello, retomamos la Ruta 40 y unos kilómetros más adelante del pueblo de Tres Lagos, luego del lago Cardiel, viramos hacia la derecha. El mapa indica que todavía estamos en la 40 (una extensión de la que va paralela a la cordillera) en dirección a Gobernador Gregores, que es conocido como el jardín de Santa Cruz, gracias al fértil valle formado en las márgenes del Río Chico. Hay que tener cuidado por esta zona porque además del camino consolidado de ripio (aunque en algunos tramos está asfaltado), lo cierto es que es muy común que durante el trayecto se crucen de manera constante manadas de guanacos que, vaya uno a saber porqué, al ver un vehículo no son muy duchos para esquivarlos. Sin embargo, es muy lindo verlos pastando al costado de la ruta. También es común que se crucen liebres patagónicas y hasta los choiques.

Una vez en Gregores se puede parar para descansar y se recomienda almorzar en la Hostería Cañadón León, donde Oscar recibe a los visitantes siempre con amabilidad. Consejo: pedir el menú del día, que siempre es rico. Se puede hacer noche, si se quiere, en Gregores y al otro día partir hacia al este, por la ruta 27 (y empalme luego con la 288), hacia Piedrabuena. Es todo asfalto, por suerte.  Piedrabuena está en uno de los últimos recodos del Río Santa Cruz antes de llegar al mar y sorprende por sus hermosos árboles y su ordenada diagramación urbana. Se recomienda repostar allí.

De ahí en más el conductor decidirá: hacia el sur se llega hasta Río Gallegos y es camino obligado para llegar a Ushuaia. Hacia el norte, la ruta 3 los llevará a San Julián y, miles de kilómetros más arriba, está Buenos Aires. La decisión es suya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *