El vino argentino

El vino es una la bebida nacional argentina. La gran región vitivinícola se extiende al pie de la cordillera de los Andes a lo largo de 2.400 km desde Salta hasta Río Negro. Las zonas son secas y áridas con poca lluvia y humedad. Clima y suelos ideales para el cultivo de la vid.

Además los suelos son permeables y pobre en materia orgánica. Abundan los días de sol y la gran amplitud térmica. Todo esto contribuyendo a favor de un buen vino. La plantación se riega con agua de la Cordillera de los Andes que desciende en forma de ríos.

Por estos factores, Argentina es el paraíso para la degustación de vinos de alta calidad. En Mendoza, Salta, San Juan, La Rioja, Córdoba, Catamarca y en los últimos años en Neuquén, Río Negro, Entre Ríos, Chubut y Santa Fe, podrán degustarse variedades y esos vinos clásicos de cada región..

San Antonio de Areco: tradición gauchesca

San Antonio de Areco es una de las poblaciones más antiguas y tradicional de Buenos Aires, ubicada en la pampa húmeda a orillas del arroyo Areco. Es un destino ideal para todo aquél que quiera conocer en profundidad la vida gauchesca y sus costumbres. Este pueblo se ha conservado maravillosamente a través de los años. Se puede ver en sus construcciones coloniales y renacentistas que datan de principios del siglo xix.

Son imperdibles: el Parque Criollo, el Museo Gauchesco Ricardo Güiraldes, el Centro Curutal Usina Vieja, el Puente Viejo y el Parque de Flora y Fauna Carlos Merti.

Sus angostas callecitas están pobladas de talleres y comercios de platería, soguería y talabartería. Se puede realizar pesca deportiva en el río Areco, usando como base el Club de Pescadores de la localidad. También ofrece visitas a estancias y chacras tradicionales, con degustación de plato regionales, cabalgatas y cerreras de sortijas.

San Antonio de Areco es un lugar único que conservó la cultura argentina y vale la pena conocer.

Las Grutas: las aguas más cálidas del litoral

Las Grutas es un balneario de la costa atlántica en Río Negro. La temperatura acá oscila entre los 22° y 25° C, siendo las aguas marinas más cálidas del litoral marítimo argentino. Esto se debe a diferentes factores geográficos, oceanográficos y atmosféricos.

Las Grutas ofrece unas amplias y extensas playas de mar calmo y transparente. Posee acantilados que tras años de erosión del viento y del agua se formaron grutas. De allí su nombre. Desde arriba de ellos se puede observar la inmensidad del mar. Este paisaje es ideal para caminar o correr por la costa.

Además, en las Grutas se pueden realizar deportes de aventura. Sobre todo las actividades náuticas como el windsurf, el esquí acuático o el buceo deportivo.

En las proximidades de Las Grutas se puede disfrutar de la pesca de róbalos, lenguados, salmones, pejerreyes, meros y cabrillas. Se lo puede hacer embarcados o desde los acantilados.

La tranquilidad de La Cumbre

La Cumbre se encuentra a 94 km de la ciudad de Córdoba. Es un lugar relajado y romántico en el punto más alto de las Sierras del Valle de Punilla a 1180 metros de altura. Sus construcciones son escasas pero en su mayoría lujosas, las casas son de origen inglés que combinan a la perfección con la naturaleza.  En La Cumbre se pueden realizar diversas actividades como caminatas guiadas, cabalgatas o parapentismo en Cuchi Corral. Posee excelentes lugares para jugar al Golf como el Golf Club de nivel internacional. Posee varios balnearios como el Balneario Municipal de El Chorrillo que está construido sobre el cauce del mismo río. Recomiendo como lugares imperdibles, el Museo de Manuel Mujica Lainez, la Capilla San Roque y el Cristo Redentor.

La Cumbre es un lugar maravilloso, por sus actividades, paisajes y hospitalidad de la gente, pero por sobre todo por su tranquilidad.

Carlos Paz, ciudad teatral y más

Villa Carlos Paz está ubicada en plena zona de sierras. Su población ronda los 100 mil habitantes y una de sus mayores fuentes de ingresos es el turismo. La villa rodea un lago artificial, San Roque, que en conjunto con las sierras crea un paisaje muy relajante. Para disfrutarlo, recomiendo el paseo en catamarán por el lago. Desde allí se puede apreciar el Cerro de la Cruz, el más alto de la zona. Para el que se anime, al subir el cerro se encontrará con una cruz de 15 metros y un vista espectacular.

Otra manera de disfrutar los cordones montañosos como Los Gigantes o las Altas Cumbres, es a través del Complejo de Aerosilla Carlos Paz. Será un viaje flotando en el aire y con el más pleno silencio. En la estación superior se lograrán fotos soñadas.

En Carlos Paz también se puede disfrutar de la gran comida serrana como vino patero, salames y quesos. En la avenida Estrada hay un tobogán gigante, el acuario y puestos de artesanías. Sin mencionar, la gran oferta teatral que va creciendo año a año.

Desde Carlos Paz, se puede “escapar” a Tanti, un pueblito de 4.500 personas destacado por su vegetación, arroyos, ollas de agua y cascadas. Otro lugar imperdible es Bialet Massé con su cascada de arroyo Mallín, El Despeñadero, y Labios de Indio. Y finalmente para respirar un poco de la música nacional, Cosquín. Recomendable ir en el momento del Festival Nacional del Folclore.

El Chaltén, la capital nacional del trekking

El Chaltén en la Provincia de Santa Cruz, es uno de los destinos que se ha ganado un lugar predilecto en la Patagonia. “Capital Nacional del Trekking”, así se ha proclamado este pueblo pequeño de mil habitantes. Lo cierto es que lo mejor del lugar son sus deslumbrantes paisajes de cordilleras y glaciares y qué mejor manera de conocerlos que caminando. En el Chaltén, se pueden realizar excursiones guiadas y con distintos niveles de dificultad. Al estar ubicada a los pies del cerro Fitz Roy, de las cumbres más difíciles del mundo, es ideal para todos aquellos que disfruten del alpinismo. Pero también para los que disfrutan de una caminata en familia.

Desde el pueblo parten varios caminos que llevan a 15 destinos diferentes. Dependiendo la caminata que uno quiera realizar, podrá acampar en los 6 campings que hay distribuidos por el bosque y lago o también se puede salir por el día y volver a los alojamientos del pueblo. Por el camino si se presta atención se podrá descubrir detrás de las ramas de los árboles, más de 100 especies de aves como lechuzas, carpinteros, cachañas, entre otras. Además habitan el Chaltén zorros, liebres patagónicas y el huemul.

A principios de marzo, se llevará a cabo la Fiesta Nacional del Trekking como todos los años. Se podrá disfrutar de bicicleteadas, rekkatlon, torneos de escalada, concursos de hacheros, actividades hípicas y música de artistas locales.

 

Fin de semana en Gualeguaychú

Gualeguaychú es una excelente oportunidad para escaparse de las responsabilidades de la semana.

A tan solo 239 kilómetros de Buenos Aires y accesible desde cualquier parte del país, Entre Ríos es sede del carnaval más importante del verano, considerado entre los mejores a nivel mundial después del de Río de Janeiro y Venecia. Cada sábado de enero, febrero y el primero de marzo desfilarán doce carrozas y competirán entre sí las comparsas Marí Marí, Kamarr y Ará Yeví que sorprenderán con sus impresionantes vestuarios, ritmo y envergadura de sus carros a los que le dedican tanto trabajo durante el año. Las entradas están desde $120 y menores $25.

Además de vestirse de plumas, la ciudad ofrece entretenimiento para toda la familia. Desde balnearios al pie del Río Uruguay y Gualeguaychú hasta un complejo termal que se ubica a solo 5 minutos del centro. También en Gualeguaychú, se encuentra uno de los Casinos más importantes de Argentina. En esta ciudad entrerriana se pude practicar la pesca de dorado, surubí y tararira y se ofrecen actividades alternativas como el trekking, las aventuras en 4×4 y remo.

Sin duda, Gualeguaychú da garantías de que todo aquél que la visite pasará un excelente y divertido fin de semana.