Campamento en Villa La Angostura

Este es parte del extenso territorio del sur del país, dentro de la provincia de Neuquén. En uno de los viajes de la Patagonia, me detuve a conocer Villa La Angostura. Llegué en enero, pasé de un calor sofocante en Capital Federal a un clima muy agradable en el sur. Desde la terminal de ómnibus caminé hacia los campings que había por la zona y terminé en el primero que conseguí. No recuerdo el nombre, pero aún sobrevive en mis retinas por que tenía salida a los siete lagos. Armé la carpa y me acosté a leer en el verde. Y pasé horas leyendo, sin la intromisión de nadie. Llegada la tarde, fui a caminar hasta que llegué al Cruce que es como el centro comercial. Caminé por otros barrios hasta volver nuevamente al camping. El segundo día se hizo un poco más largo. Comencé por el Parque Nacional de Los Arrayanes. Caminé por todos los senderos bajo un clima bastante húmedo y me metí por todo el bosque. Fui observando como se conserva cada planta, cada flor. Una vez que salí del Parque, volví al camping con la idea de llegar al camino de los siete lagos. Todo este camino une San Martín de Los Andes y Villa La Angostura y entre medio se cruza con el Parque Lanín y el Nahuel Huapi. Caminé y conocí cada lago: Lácar, Machónico, Falkner, Correntoso, Villarino, Lago Escondido, Espejo y Nahuel Huapi (extendiendo la lista actualmente a 8 lagos). De noche fui a comer a un comedor que había por el centro, donde cené una excelente trucha. Volví a mi carpa con la idea de que era mi última noche, por eso antes de dormir aproveché para caminar de noche cerca de los lagos. Es un lugar único, parte de un paisaje magnífico. Villa La Angostura es para aprovechar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *